presentada por
Menú
3:2 contra el Cluj

El Bayern rumbo a octavos

El FC Bayern tiene pie y medio en los octavos de final de la Champions League. El finalista del año pasado se impuso este martes en casa al campeón rumano por 3:2 (2:1) y certificó su tercera victoria en tres partidos en la fase de grupos. Con esa victoria y con la sopresa que dio el Basilea al imponerse 1:3 a la Roma, el equipo de Van Gaal estará matemáticamente clasificado para octavos consiguiendo un punto en su próximo compromiso en tierras rumanas.

Los 64.000 espectadores que abarrotaron el Allianz Arena quedaron sorprendidos en el minuto 28 del 144º partido de Champions del Bayern, cuando Cadu adelantó a los visitantes. Aún así el Bayern logró remontar en la primera mitad merced a dos goles en propia puerte de Cadu (32' ) y Cristian Panin (37' ). Tras el descanso Mario Gomez (77') sentenció el partido pese a que en los minutos finales Culio (86´) acortara distancias.

Van Gaal se vio forzado a tirar prácticamente del mismo once que usó en el último partido, ya que ni Daniel van Buyten ni Ivica Olic superaron la prueba médica previa al choque realizada el martes por la mañana. Bastian Schweinsteiger si que pudo ser titular y disputó su 50º partido en Champions. Danijel Pranjic pasó del centro del campo al lateral izquierdo, mientras que Edson Braafheid ocupó plaza en el banquillo.

El Bayern comenzó el partido como de costumbre, tomando la iniciativa del juego con pases rápidos. Los rumanos, tal como se esperaba, mantenían el orden en su propio campo con dos líneas de cuatro hombres muy juntas. En la fase inicial apenas hubo oportunidades de mención.

El Bayern controlaba el devenir del partido pero no tenían suerte de cara a la portería contraria, ya que sobre todo faltaba precisión en el último pase. De esa manera transcurría el partido hasta que en el minuto 20 Holger Badstuber puso a prueba al guardameta rival, Eduard Stancioiu, con un libre directo desde 25 m. El portero rumano detuvo sin problemas.

El Cluj seguía encerrado e intentaba esporadicamente conectar con su enorme delantero, Ivorer Lacina Traore, para montar alguna contra peligrosa. La primera ocasión la tuvieron los rumanos en el minuto 21, cuando un cabezazo del central Felice Piccolo se marchó por poco fuera. Siete minutos más tarde se adelantaron los visitantes cuando Cadu remató de cabeza una falta botada por De Zerbi. 0:1, saltaba la sorpresa.

Pero la respuesta del FC Bayern no se hizo esperar mucho. Cuatro minutos más tarde, Kroos se coló en el área y su pase lo despejó el mismo Cadu al fondo de su portería colocando el 1:1. Cinco minutos después de nuevo un gol en propia puerta adelantaba al Bayern. Tras un saque de esquina de Badstuber, Panin (37') envió de nuevo el esférico al fondo de las mallas del Cluj.

Traore la envía al poste

Los visitantes aún así tuvieron una gran ocasión para empatar el partido antes del descanso. Tras una pérdida de balón de Tymoshchuk, Traore se quedó sólo ante la portería muniquesa pero envió su remate al exterior del palo (45´). De esa forma terminó la primera mitad con el Bayern merecidamente por delante en el marcador.