presentada por
Menú
3:0 ante el St.Pauli

Goleada en el último partido en casa del 2010

El Bayern de Múnich se ha impuesto claramente por 3:0 al St.Pauli en la 16ª jornada de la Bundesliga. Con este resultado, el equipo muniqués se coloca 5º y sigue optando a lograr los 12 puntos requeridos por su entrenador van Gaal antes de terminar el 2010. Para ello deberán vencer en Suttgart la próxima semana. Hamit Altintop marcó el camino en la primera mitad con un golazo (17´). En la segunda mitad Lahm de penalti (71´) y Ribéry (79´) sentenciaron el encuentro.

Louis van Gaal introdujo dos cambios en el once empleado el pasado miércoles en la victoria por 3:0 ante el Basilea. En la portería regresó Butt y en el centro del campo el internacional turco Hamit Altintop. En el aspecto táctico Thomas Müller adelantó su posición para ocupar la punta del ataque muniqués debido a la baja de Mario Gomez.

El equipo de Louis van Gaal comenzó el choque, que se disputó en un Allianz Arena repleto con 69.000 espectadores, de forma dubitativa en la creación de juego. Esto lo aprovechó el St. Pauli para crear un par de ocasiones de gol en los primeros cinco minutos, pero sus delanteros no lograron materializarlas. La más clara de ellas la tuvo Bartels (3´), pero su remate libre de marca se marchó por encima del larguero. El Bayern buscaba penetrar por las bandas, pero el conjunto de Hamburgo se mostraba bastante seguro en defensa. Poco a poco el Bayern se fue asentando en el terreno de juego y empezó a tocar el balón con más sentido.

Altintop abre el marcador con un golazo

Tras varias internadas de Ribéry por la banda que no surtieron efecto, el Bayern marcó el primero de la tarde después de una jugada bien trenzada en el centro del campo entre Schweinsteiger y Altintop. El internacional turco recibió el balón en carrera y desde 25 m colocó el balón en la escuadra con un potente disparo (17´). 1:0 para los locales y primer gol de la temporada en liga para Altintop.

El Bayern controlaba el partido ante un rival que no lograba mantener la posesión de balón debido a la presión muniquesa. Los hombres de van Gaal seguían intentándolo por unas bandas en las que Ribéry y Altintop se mostraban muy activos. Aún así, el Bayern no conseguía reflejar la superioridad en ocasiones claras. Tan sólo dos disparos lejanos de Ribéry (22´) y Kroos (24´), y un cabezazo desviado de Schweinsteiger (24' ) inquietaron al cancerbero visitante Thomas Kessler.

Posteriormente el juego entró en una fase más trabada. El St. Pauli intentaba acercarse al marco defendido por Butt colgando balones al área y el Bayern no sabía aprovechar los huecos dejados por la zaga de Stanislawski. En el último minuto de la primera mitad Toni Kroos tuvo en sus botas la oportunidad de abrir brecha en el electrónico con un disparo colocado que Kessler despejó a saque de esquina con una buena estirada. De esta forma se llegó al descanso.

Doble ocasión de Müller

La segunda mitad comenzó como lo había hecho el primer acto, con el St. Pauli disfrutando de las primeras ocasiones. En el 49, Ebbers desaprovechó la ocasión más clara de los visitantes para empatar el partido al no lograr enviar al fondo de las mallas un balón que había quedado suelto en el área muniquesa. El Bayern reaccionó y tres minutos más tarde Thomas Müller envió un balón al poste derecho de Kessler desde el borde del área, tras una buena combinación entre Ribéry y Schweinsteiger.

El mismo Müller disfrutó en el 53´de una nueva ocasión después de un buen contrataque del Bayern, pero el cancerbero visitante envió el balón a corner. El conjunto muniqués buscaba resolver el partido por la vía rápida. En el minuto 65, el capitán Mark van Bommel lo intentó con un fuerte disparo raso desde 30 m, pero el portero del St.Pauli detuvo abajo sin problemas.