presentada por
Menú
3-1 tras un 0-1

Bayern ya es tercero

Paso a paso el ascenso del Bayern en la tabla de posiciones va tomando forma, en la vigésima jornada de la Bundesliga el club de Múnich derrotó al Bremen por marcador de 3-1 remontando una desventaja 0-1. El resultado le permite al defensor del título alemán ocupar la tercera casilla de la clasificación –por primera vez en esta temporada- a tan sólo tres puntos de diferencia del segundo, el Leverkusen.

Ante 40.500 espectadores en el Weser-Stadion, que se encuentra sometido a reparaciones, al Bayern le tocó un duro día de trabajo en un luchado y veloz partido en el que Per Mertesacker puso en ventaja a los locales (minuto 47) y al que luego los muniqueses le darían la vuelta a su favor con goles de Arjen Robben (minuto 65), un autogol de Mertesacker (minuto 76), y Miroslav Klose (minuto 86), quien por primera vez anotó en contra de su ex club desde su traspaso al Bayern, equipo que acumuló con la victoria en Bremen la tercera de visitante en esta temporada. En la fase final del clásico norte-sur el arquero Tim Wiese vio una tarjeta roja tras cometer una falta en su intento de frenar a Thomas Mueller (minuto 88).

Tres días después de lograr en Aachen (4-0) el paso a la semifinal de la Copa Alemana Louis van Gaal cambió la formación en sólo una posición al enviar como titular al terreno de juego a Arjen Robben luego de que este se recuperara de una gripa que lo aquejó durante la semana, y dejando a Hamit Altintop en el banco de suplentes, que por cierto sólo fue ocupado por 5 jugadores ya que Franck Ribéry, Ivica Olic, Toni Kroos y Diego Contento aún están de baja.

“Bremen lo va a intentar todo” advirtió van Gaal poco minutos antes del partido y lo que ocurrió en la cancha le dio la razón: apenas transcurridos 35 segundos del pitazo inicial ya el equipo local acumulaba una clara opción de gol a través de Clemens Fritz salvada por el arquero Thomas Kraft.

Esa oportunidad fue la alarma del anfitrión, que con un muy preciso pressing destruyó las intenciones de combinar del huésped y a la vez le permitió acercarse al arco defendido por Kraft con relativo peligro en el minuto 10 (Fritz) y en el minuto 14 (cabezazo de Silvestre tras tiro de esquina).

Cumplido el primer cuarto de hora los muniquesés pasaron a controlar las acciones inclinando la balanza a su favor en cuanto a acciones de riesgo, la primera de ellas (minuto 17) un disparo de larga distancia de Andreas Ottl desviado por el portero Tim Wiese con la punta de los dedos. Minutos más tarde (30) Wiese volvió a lucirse primero al controlar un disparo de Mario Gómez -quien en el minuto 36 cabeceó rozando el travesaño- y luego, en el minuto 45, deteniendo uno efectuado por Arjen Robben. El Bremen, por su parte, apenas consiguió en esa fase del partido acercarse en una oportunidad al arco de Kraft mediante Sebastián Prödl (minuto 24). Ambos equipos se fueron a la pausa registrando un empate a cero.

Al reanudarse las acciones el Bremen se llevó la mejor parte y apenas a dos minutos de haberse escuchado el pitazo de arranque del segundo tiempo Per Mertesacker ponía en ventaja al dueño de casa ingresando el balón en el ángulo del arco bavaro (minuto 47). La respuesta del Bayern no se hizo esperar y en el minuto 53 el árbitro Thorsten Kinhöfer anuló un gol conseguido por Thomas Müller luego de pitar una falta ofensiva cometida por Bastian Schweinsteiger.

El empate algo más tarde, en el minuto 65, fruto de la velocidad con la que Müller cobró un saque de banda con el que habilitó a Pranjic quien sacó un rasante centro que Robben capitalizó. Pero el 1-1 no satisfacía al Bayern, dueño del control de las acciones en el Weser-Stadion y más cerca de aumentar el marcador, como con el disparo de Tymoshchuck detenido por Wiese en el minuto 68.

Pero en el minuto 76 el asedio del visitante rindió sus frutos luego de una intensa batalla librada en el área chica por Mario Gómez por mantener en su dominio el balón, lo cual consiguió sacando un centro desde la línea final que Mertesacker (autogol) en su intento de rechazar introdujo en su propio arco.

El entrenador Thomas Schaaf pretendió darle mayor dinámica al ataque del Bremen enviando a la cancha el delantero Sandro Wagner (minuto 80 por Fritz) sin tener mayor éxito, por el contrario la fase final del partido le perteneció al Bayern que en el minuto 86 anotó el definitivo 3-1 a través de Miroslav Klose, tras servicio de Thomas Müller, quien un par de minutos más tarde sería protagonista de la acción que generó la tarjeta roja para Tim Wiese, quien se vio obligado a cometerle falta para evitar un cuarto gol en contra. Al final los rivales se separaron con un 3-1 a favor del Bayern.

Stadísticas

Werder Bremen - FC Bayern 1-3 (0-0)

Werder Bremen: Wiese - Pasanen, Prödl, Mertesacker, Silvestre - Fritz (minuto 80 Wagner), Frings, Hunt (minuto 90 Mielitz), Bargfrede - Pizarro, Marin (minuto 67 Trinks).

FC Bayern: Kraft - Lahm, Tymoshchuk, Badstuber, Luiz Gustavo - Ottl, Pranjic - Robben, Schweinsteiger (minuto 69 Klose), Müller - Gomez (minuto 81 Breno).

Suplentes: Butt, Van Buyten, Altintop

Árbitro: Thorsten Kinhöfer (Herne)

Público: 40.500 (lleno)

Goles: 1-0 Mertesacker (minuto 47), 1-1 Robben (minuto 65), 1-2 Mertesacker (minuto 76/autogol), 1-3 Klose (minuto 86).

Tarjetas amarillas: Pizarro, Prödl / Schweinsteiger, Robben

Tarjetas rojas: Wiese (minuto 88)