presentada por
Menú
6:0 ante el Hamburgo

Vuelve el mejor Bayern

El Bayern se ha impuesto en el Allianz Arena por 6-0 al Hamburgo en la 26ª jornada de la Bundesliga y rompe de esta forma la racha negativa que venía arrastrando en los últimos partidos de liga y copa. El 92º derbi "norte- sur" se decidió en una segunda parte espectacular de los de van Gaal en la que marcaron cinco goles. Robben (40´, 46´, 55´) con su hat-trick, Ribéry (64´), Müller (79´) y Westermann en propia puerta (85´), fueron los autores de los goles.

Louis van Gaal retocó la defensa del once que cayó derrotado en Hannover hace una semana. El inagotable Philipp Lahm, que hoy ha cumplido 100 partidos consecutivos como titular, conformó junto a Pranjic, Daniel van Buyten y Luiz Gustavo la retaguardia del equipo muniqués. Tymoshchuk y Badstuber empezaron en esta ocasión desde el banquillo, mientras que Breno, que cumplía sanción por la expulsión de la pasada jornada, vio el encuentro desde la grada. En el centro del campo regresó Bastian Schweinsteiger.

El partido, que comenzó con un emotivo minuto de silencio en recuerdo de las víctimas del terremoto de Japón, suponía una auténtica final para dos conjuntos que no están cumpliendo los objetivos marcados a principios de esta temporada. El Hamburgo salió muy bien plantado en defensa, aunque sin rechazar al ataque. Precisamente la primera ocasión del encuentro la tuvieron los vistantes. En el minuto 9, Petric efectuó un gran lanzamiento colocado desde fuera del área, al que Kraft respondió enviando el balón a saque de esquina con una gran estirada. El Bayern intentaba imponer su filosofía de posesión de balón y combinaba con pacienca buscando los huecos.

Pero la defensa visitante se mostraba segura y, por eso, el primer acercamiento muniqués con peligro tuvo que ser a balón parado. Robben sacó una falta en el 15´ desde la banda derecha y Mario Gomez cabeceó abajo, pero Rost despejó la pelota cuando los 69.000 aficionados del Bayern ya cantaban el gol. El encuentro no defraudaba porque ambas escuadras peleaban cada balón como si fuese el último, lo que propiciaba contínuos robos de balón y rápidas transiciones hacia la meta rival. En este escenario el Bayern no se sentía muy cómodo, viendo como transcurría la primera mitad sin haber creado prácticamente peligro. Y cuando lo lograba, no tuvo suerte en la finalización, como en las dos ocasiones erradas por Gomez en el 26 y el 30.

Robben abre la lata a cinco minutos del descanso...

Y es que el goleador del Bayern no tenía su día porque en el minuto 35, tras dejar sentados a Westermann y Rost, estrelló el balón contra el palo. Para colmo de la desesperación del Bayern, Thomas Müller envió el rechazo al larguero. El Bayern apretaba en los últimos mintuos de la primera mitad encerrando al Hamburgo. Van Buyten la tuvo con un cabezazo que despejó Rost (37´) y dos minutos más tarde Gomez anduvo lento a la hora de rematar.

Pero el que no se durmió fue Robben. El jugador holandés pisó el área por la izquierda y sorprendió a Rost con un trallazo que se coló por el centro de la portería. El Bayern lograba adelantarse en el marcador poco ante de marcharse a vestuarios (40´).

...y marca el segundo en el primer minuto de la 2ª mitad

El segundo acto no pudo comenzar mejor. Tras una clara mano de Jarolim, Robben sacó la falta buscando la cabeza de Gomez. El delantero muniqués no logró rematar pero hizo dudar a Rost y la pelota entró pegada al palo (46´). 2:0 para el Bayern y 7º tanto de Robben en liga. Y es que el holandés se estaba ganando a pulso ser el hombre del partido. El Hamburgo aún no había asimilado el duro golpe sufrido nada más empezar la segunda mitad y el Bayern continuaba acercándose con mucho peligro.

Tanto que el 3-0 cayó ya en el 55. Ribéry penetró por la banda derecha hasta la línea de fondo y dejó el balón en bandeja a un Robben que consiguió su tercer tanto en la tarde de hoy desde el centro del área. El Bayern se gustaba ante un rival noqueado y el Allianz Arena volvía a disfrutar.

Ribéry hace el 4º

Pero si todo eso fuera poco, en el 63´ Ribéry se unió a la fiesta con una gran jugada indvidual llena de potencia. El francés recibió un pase en largo de Müller y le ganó en velocidad a Kacar para resolver elevando el balón suavemente por encima de Rost.

Van Gaal aprovechó el claro resultado para mover el banquillo e introdujo a Badstuber (66´), Altintop (70´) y Klose (72´) por Luiz Gustavo, Robben y Gomez respectivamente. El holandés recibió la ovación de la tarde. El martes visitará Múnich el Inter de Milán en la vuelta de octavos de final de la Champions League y el técnico holandés entendió que era mejor reservar a algunos de sus efectivos.