presentada por
Menú
¡De nuevo tercero!

Un Bayern fulminante supera al Schalke

El FC Bayern ha dado un paso más hacia la clasificación para la Champions League en la jornada 32 de la Bundesliga. El conjunto muniqués se ha impuesto con un claro 4:1 (3:1) al FC Schalke 04 y asciende hasta la tercera plaza. La diferencia con el cuarto clasificado, el Hannover (0:1 ante el Mönchengladbach), es de dos puntos a falta de dos jornadas.

Los 69.000 espectadores que abarrotaron el Allianz Arena, presenciaron uno de los mejores partidos del Bayern como local en esta temporada. El once de Andries Jonker convenció con su juego y su entrega, dejando sin opciones al Schalke. Los locales fueron superiores, marchándose al descanso con un claro 3:1 gracias a los goles de Arjen Robben (6´), Thomas Müller (13´) y Mario Gomez (19´). Incluso el gol visitante lo marcó Holger Badstuber (7´) en propia puerta. Poco antes del final Müller (84´) colocó el 4:1 definitivo.

Andries Jonker pudo contar de nuevo con Robben tras haber cumplido su sanción por la roja vista en Núremberg. El holandés comenzó, como de costumbre, por banda derecha. Müller retresó su posición hacia el centro y Miroslav Klose empezó desde el banquillo. En el eje de la defensa Badstuber sustituyó al sancionado Luiz Gustavo (5 tarjetas amarillas). Estos fueron los únicos cambios en comparación con el once que jugó en Frankfurt hace una semana.

Agresivos y con velocidad

Sabiendo que el Hannover había perdido, comenzó el Bayern un encuentro en el que desde el pitídio inicial demostró que no quería dejar escapar el resbalón del equipo de Baja Sajonia. Con agresividad en el uno contra uno y buscando con velocidad la meta del Schalke, se presentó el Bayern en el terreno de juego desde el minuto uno. Y a los 6 minutos ya surgió efecto: Gomez le robó el esférico a Anthony Annan y cedió a Robben, que desde 5m no perdonó el 1:0.

El equipo visitante, que jugó con su once de gala pese a tener la vuelta de las semifinales de la Champions League esta semana, respondieron de inmediato. Tras un saque de esquina, Badstuber introdujo el balón en su propia portería: 1:1 (7´). Esa fue la única acción de peligro destacable en el área del Bayern en la primera mitad.

El Bayern a por todas

El gol en contra motivó aún más a los locales. En el minuto 13, Robben sólo pudo ser frenado con una clara falta al borde del área. El libre directo se estrelló contra la barrera del Schalke, pero el rechazo cayó en los pies de Müller, quien desde 8m adelantó de nuevo al Bayern: 2:1.

El Bayern iba a por todas y el Schalke a penas lograba salir de su campo. Tres minutos más tarde del 2:1, Ribéry envió un disparo muy potente contra el lateral de la portería, aunque poco después acabaría de nuevo dentro de las mallas. Un centro medido de Robben, lo prolongó Müller hacia el primer palo y allí apareció Gomez para poner tierra de por medio: 3:1 (19´).

Ocasiones para ampliar la diferencia