presentada por
Menú
Roja al final del partido

Un punto para Bayern y Nuremberg

En el derbi franco-bavaro número 182 el Bayern tuvo que asimilar un fuerte golpe en contra en su pelea por un puesto que le clasifique a la próxima Champions League; la fecha 29 de la Bundesliga terminó para el actual campeón alemán con un empate a un gol (0-1) contra el Nuremberg que significó la perdida de la tercera posición conquistada la semana pasada que ahora ocupa el Hannover gracias a su victoria 2-0 sobre el Mainz.

Ante 48.548 espectadores en el repleto estadio easyCredit los muniqueses se fueron adelante en el marcador en el minuto 4 a través de Thomas Müller y posteriormente asumieron el control del partido; al inicio de la segunda parte el Nuremberg consiguió el empate prácticamente de la nada (minuto 60, Christian Eigler). La ofensiva del Bayern no tuvo suerte en el cierre y para completar, al terminar el partido, Arjen Robben vio la tarjeta roja.

Cumpliendo con la máxima futbolística “nunca cambies a un equipo ganador” Louis van Gaal envió a la cancha al mismo once titular que la semana anterior había derrotado al Moenchengladbach. Con el anfitrión, que se mantienen en la lucha por un cupo en la Liga de Europa, formó el talento juvenil de 21 años Mehmet Ekici, préstamo del Bayern, quien es el encargado de mover los hilos creativos del Nuremberg llenando la posición como 10.

Y él fue el encargado de la primera acción de peligro ante el marco de Thomas Kraft luego de un cobro de tiro de esquina suyo que pasados apenas 48 segundos recibió Christian Eigler en el punto penal con tan mala fortuna que su disparo salió desviado. Mucho mejor utilizó el Bayern su primera oportunidad: Robben robó un balón cerca de la línea de la mitad de la cancha y le sirvió un genial pase diagonal a Müller que solo frente al portero Raphael Schäfer no tuvo problemas en concretar el 1-0 (minuto 4).

Peligro sólo con los cobros de Ekici

A partir de ese momento el Bayern dejó que el anfitrión llevara la carga de generar juego y se dedicó a controlar inteligentemente las acciones; el Nuremberg no generó peligro, escasamente una volea de Almog Cohen (minuto 24) y los cobros de Ekici podrían contarse como incursiones de riesgo en la primera parte.

Mucho más ocupada estaba la defensa local pues el Bayern asumió el dominio total del campo, aunque la tuvo difícil para superar los relevos ordenados del Nuremberg que puso a tres jugadores de recuperación en el medio campo por delante de la línea posterior.

Cambio doble en la pausa

Aún así el Bayern tuvo la oportunidad de aumentar a 2-0 tras un pase excepcional de Toni Kroos que Mario Gómez conectó por fuera (minuto 28), una acción a la que inmediatamente le siguió un cobro de tiro de esquina que recogió Franck Ribéry cuyo disparo logro ser desviado. Pese a que esa fue la última gran opción de anotar, el Bayern prácticamente jugó solo hasta el final de la primera parte.

En la pausa los del Nuremberg descubrieron su espíritu ofensivo y al reiniciarse el partido equilibraron las cargas poniéndose a la par del Bayern, que entretanto contaba en la cancha con Anatoliy Tymoshchuk y Diego Contento, quienes sustituyeron a Toni Kroos y Danijel Pranjic. En los minutos 47 y 57 Jens Hegeler y Robert Mak hicieron sonar la campana de alerta del visitante con dos disparos que, aunque desviados, simbolizaron el despertar del dueño de casa.

Del otro lado, nuevamente Gómez, esta vez en el minuto 60, recibió un pase de Ribéry que pudo haber sido el 2-0 si el delantero no hubiera tenido la mala fortuna de haber pisado el balón; por ironías del destino allí también nació el gol del empate del Nuremberg que se concretó luego de que el portero Thomas Kraft, lejos de su arco, rechazará el balón haciéndolo aterrizar en los pies de Christian Eigler quien a una distancia de 30 metros, viendo la valla vacía, no tuvo mayores dificultades en anotar el 1-1. No mucho después el equipo local estuvo incluso a punto de aumentar el marcador, otra vez a través de Eigler, quien sacó un artístico disparo desde un ángulo demasiado difícil y por ello la pelota se fue por fuera.

Con la sustitución de Miroslav Klose por Thomas Müller van Gaal intentó darle un nuevo viento fresco al ataque del Bayern y el máximo goleador activo de la selección alemana se integró al partido con un cabezazo que Cohen tuvo que rechazar de la línea de gol.

Roja para Robben

El Bayern aumentó con el paso de los minutos la presión sobre el Nuremberg, que con excepción de dos lanzamientos de larga distancia de Javier Pinola (minuto 71) y Ekici (minuto 73) prácticamente no se acercó más a la portería de Kraft. Los muniqueses, entretanto, estuvieron mucho más cerca del 2-1 con Gómez (minuto 74), Robben (minuto 77) y otra vez Gómez (minuto 77) en una acción en solitario que controló el portero Schäfer.

Los visitantes buscaron hasta el pitazo final el segundo gol pero les faltó una pizca de suerte para lograr su propósito; en el minuto 89 Gómez volvió a tener la victoria en sus pies, del otro lado el árbitro no reconoció un gol del anfitrión por existir una falta previa. Todo quedó en 1-1.

Pero las emociones no habían terminado aún: ya pitado el final del partido el árbitro Knut Kircher le mostró a Robben la tarjeta roja.

Estadísticas

1. FC Nuremberg - FC Bayern 1-1 (0-1)

1. FC Nuremberg: Schäfer - Chandler, Wollscheid, Wolf, Pinola - Cohen, Simons, Gündogan (minuto 33 Hegeler) - Ekici (minuto 83 Mintal) - Mak (minuto 66 Schieber), Eigler

FC Bayern: Kraft - Lahm, Luiz Gustavo, Badstuber, Pranjic (minuto 46 Contento) - Kroos (minuto 46 Tymoshchuk), Schweinsteiger - Robben, Müller (minuto 63 Klose), Ribéry – Gómez

Suplentes: Butt, Ottl, Altintop

Árbitro: Knut Kircher (Rottenburg)

Espectadores: 48.548 (lleno)

Goles: 0-1 Müller (minuto 4), 1-1 Eigler (minuto 60)

Tarjetas amarillas: Wolf, Wollscheid / Kroos, Badstuber