presentada por
Menú
1:8 en Millerntor

El Bayern asegura la Champions a lo grande

El FC Bayern ha logrado el objetivo mínimo de la temporada. Con la clara victoria por 1:8 (2:0) logrado en la penúltima jornada de liga ante el FC St. Pauli, el equipo muniqués asegura la tercera plaza y su participación en la Champions League el año próximo. En la última jornada el Bayern podría colocarse segundo si el Bayer Leverkusen no vence en Friburgo.

Mario Gomez (10´) y Daniel van Buyten (32´) adelantaron al Bayern en la primera mitad del partido disputado en un Millerntor abarrotado por 24.487 espectadores. Dos goles consecutivos de Gomez (52´) y Arjen Robben (54´) dejaron sentenciado el choque al inicio de la segunda parte. Franck Ribéry (74´/88´), Robben (83´) y Gomez (86´), que cuenta ya con 27 goles en su haber, certificaron la mayor goleada visitante en la historia de la Bundesliga. Marcel Eger (78´) marcó el gol del honor local.

El entrenador del Bayern, Andries Jonker, introdujo un cambio en el once que se impuso 4:1 la semana pasada ante FC Schalke 04. Luiz Gustavo regresó al eje de la defensa, tras haber cumplido su sanción por acumulación de tarjetas, y Holger Badstuber comenzó desde el banquillo.

El capitán Philipp Lahm y también el técnico Jonker habían venido solicitando durante toda la semana que el equipo mostrara concentración total desde el inicio del partido. Ribéry (1´) y Robben (7´) protagonizaron los primeros acercamientos a la portería del St. Pauli, pero sería Gomez (10´) el que pondría el 0:1 tras aprovechar un error del defensa local Markus Thorandt.

Tan sólo dos minutos más tarde pudo marcar Schweinsteiger (12´) el 0:2, pero su disparo se marchó lamiendo el palo izquierdo. El Bayern dominaba el partido pero no lograba materializar las ocasiones para matar el encuentro.

Por su parte, el St. Pauli tardó en meterse en el partido y cuando lo hizo se mostraba romo en ataque, no logrando penetrar en el muro del Bayern. En el minuto 32 Van Buyten amplió la distancia en el marcador tras cabecear un saque de esquina botado por Robben. Thorandt rozó el esférico e hizo inútil la estirada del guardameta Thomas Kessler.

Tras el paso por vestuarios, los locales introdujeron dos nuevos jugadores en el partido para intentar remontar el partido y evitar el descenso matemático. La primera ocasión la tuvo el recién ingresado Florian Bruns (46´) pero Butt detuvo sin problemas. Poco después Florian Lechner (51´) estrelló su disparo desde 16m contra la parte exterior del poste derecho.