presentada por
Menú
Otro paso rumbo a octavos

El Bayern arranca un empate en Nápoles

El FC Bayern ha dado un nuevo paso hacia los octavos de la Champions League. En la tercera jornada de la fase de grupos, el equipo muniqués lograron un peleado 1:1 en el estadio de su inmediato perseguidor, el SSC Nápoles, y de esa forma mantiene el liderato. Los 60.240 espectadores que llenaron el estadio de San Paolo, lo convirtieron en una auténtica caldera. El Bayern es primero del grupo A con 7 puntos, por delante de Nápoles (5 puntos), Manchester City (4) y Villarreal (0).

El Bayern repitió, al igual que ante el Hertha BSC, su fulgurante arranque. Toni Kroos adelantó a los visitantes en el primer disparo a puerta, corría el minuto 2. Y luego perdonó el Bayern. Poco a poco el Nápoles se fue metiendo en el partido y, merced a un autogol de Holger Badstuber, logró empatar antes del descanso. El primer gol encajado por el Bayern tras 1147 minutos imbatido. Tras el paso por vestuarios, el Bayern fue el equipo que más lo intentó (8 tiros por 0 en contra), pero no logró reflejarlo en el marcador. La mejor ocasión la tuvo Mario Gomez desde los once metros, pero el delantero no convirtió la pena máxima (48´).

Alineaciones:

Jupp Heynckes confió en el mismo once por tercer partido consecutivo: Jérôme Boateng como lateral derecho y Rafinha comenzó, por tanto, en el banquillo. Y por delante de la defensa en el caliente ambiente de Nápoles, Anatoliy Tymoshchuk en lugar de Luiz Gustavo.

El entrenador local, Walter Mazzarri, introdujo un sólo cambio en el once que cayó el sábado ante el FC Parma 1-2: Juan Zuñiga sustituyó a Andrea Dossena en el lateral izquierdo. Arriba el amenazante trío para la defensa del Bayern compuesto por Marek Hamsik, Ezequiel Lavezzi y Edinson Cavani.

Transcurso del partido:

"Queremos continuar tal como lo dejamos en casa ante el Manchester City“, habí comentado Heynckes antes del partido. Pero ni siquiera el técnico del Bayern podía esperar un inicio así: Kroos aprovechó con frialdad la primera ocasión (2´). Los aficionados del Nápoles, que llevaban cantando desde una hora y media antes del partido enmudecieron de repente y sólo se oyó a los aficionados del Bayern que acompañaron al equipo.

En la fase posterior, el Bayern controló el ritmo del partido haciendo correr el balón con mucho sentido. Los locales peleaban pero no creaban ocasiones. Gomez (20´) y Boateng (33´) tuvieron el 0:2 en sus botas. Sin embargo, poco antes del descanso llegó el empate con un gol en propia puerta de Badstuber. En la primera parte, el central napolitano Paolo Cannavaro fue amonestado en el minuto 27 y se perderá el duelo de Múnich.

La segunda mitad también comenzó con sobresalto: Gomez no logró transformar un penalti señalado por mano en el área. El Bayern continuó presionando y Müller pudo colocar el 1:2 (54´). El partido se tranquilizó y el Nápoles lo intentaba a la contra, pero Neuer apenas tuvo que actuar. Al final un 1:1 que premió el esfuerzo de ambos equipos.