presentada por
Menú
4:0 en el derbi

Un inteligente Bayern deja sin opciones al Núremberg

El FC Bayern continuará una semana más como líder de la Bundesliga. Una semana después de la derrota sufrida en Hannover (2:1), el Bayern no dio lugar a las dudas y se impuso con claridad en el 183º derbi bávaro por un claro 4:0 (3:0) ante el Núremberg. El conjunto entrenado por Jupp Heynckes sumó una importante victoria a 4 días de medirse al SSC Nápoles en la Champions League.

Mario Gomez (2´), Bastian Schweinsteiger (19´) y Franck Ribéry (39´) encarrilaron el partido en la primera mitad de un partido disputado en un Allianz Arena repleto por 69.000 espectadores. Tras el descanso, el Bayern bajó un poco el ritmo, aunque Gomez anotó su 12º gol de la temporada con el que colocó el definitivo 4:0. El Bayern ha logrado 15 puntos en los 5 últimos partidos disputados en casa, con 23 goles a favor y ninguno en contra.

Alineaciones:
Heynckes realizó siete cambios en el once que se impuso hace cuatro días al FC Ingolstadt en copa. Los jugadores que fueron reservados el miércoles, es decir: Manuel Neuer, Philipp Lahm, Holger Badstuber, Daniel van Buyten, Ribéry, Gomez y Schweinsteiger, regresaron a un equipo titular en el que Anatoliy Tymoshchuk ocupó el puesto de Luiz Gustavo. Jérôme Boateng (sancionado), Diego Contento (contusión) y los lesionados Breno y Arjen Robben fueron baja.

Después de que su equipo lograra el 4:0, Heynckes, con la vista puesta en el partido ante el Nápoles de la semana próxima, aprovechó para sustituir a Schweinsteiger, Toni Kroos y Thomas Müller. En su lugar saltaron al terreno de juego David Alaba, Gustavo e Ivica Olic.

Transcurso del partido:
"Si mantenemos el partido abierto, tendremos nuestras ocasiones“, había comentado el técnico del Núremberg, Dieter Hecking, en la previa del derbi. Pero el Bayern no dio ninguna opción a ello. Al igual quee en los últimos partidos jugados en casa, el conjunto muniqués arrancó el partido muy metido y sólo 88 segundos después del pitído inicial adelantó Gomez a los suyos.

Tras el tanto, el Bayern controló el desarrollo del duelo, haciendo circular el balón con mucho sentido entre líneas y cuando el rival dejaba un hueco, aprovechándolo. Schweinsteiger (19´) y Ribéry (39.) aumentaron la renta antes del descanso. El 3:0 era más que merecido, pues el Bayern había contado con un 79% de posesión de balón.