presentada por
Menú
2:1 en Stuttgart

El Bayern virtual campeón de invierno

El FC Bayern aprovechó los pinchazos de Dortmund y Gladbach. El equipo muniqués es prácticamente campeón de invierno con el 1:2 (1:1) logrado en el 89° derbi del sur ante el VfB Stuttgart. A falta de una jornada para que acabe la primera vuelta, el Bayern es primero con tres puntos de ventaja y mejor gol average que sus perseguidores, el Dortmund y el Schalke.

Los 60.441 espectadores que abarrotaron el Mercedes-Benz-Arena disfrutaron con un partido vistoso que merecidamente se llevó el Bayern. Christian Gentner adelantó al VfB Stuttgart (6´). Pero luego apareció, una vez más, Mario Gomez. Con dos tantos (13´ y 56´) el delantero alemán aseguró la victoria muniquesa. El Bayern, que jugó poco más de una hora con uno más tras la expulsión por doble amarilla de Christian Molinaro (29´), remontó un marcador adverso por primera vez esta temporada.

Alineaciones:
La gripe es pasado. El téncio Jupp Heynckes pudo contar frente al Stuttgart con todos sus jugadores disponibles, a excepción de los lesionados Bastian Schweinsteiger y Breno. Y se decantó por el siguiente once: bajo palos Manuel Neuer, una línea defensiva de cuatro formada por Rafinha, Daniel van Buyten, Holger Badstuber y Philipp Lahm. Jérôme Boateng empezó desde el banquillo.

En el centro del campo actuaron Anatoliy Tymoshchuk, tras haber cumplido su sanción por expulsión, y Toni Kroos. Por las bandas Heynckes apostó por Arjen Robben y Franck Ribéry, mientras que en ataque confió en Thomas Müller un poco más retrasado que el delantero Mario Gomez. Un total de tres cambios introdujo Heynckes en comparación con el equipo que se midió al Bremen. Nils Petersen y Takashi Usami no fueron convocados.

El VfB Stuttgart sorprendió con su once, pues ni Cacau ni Pavel Progebnyak fueron titulares. En punta el equipo suabo jugó con Julian Schieber, que regresaba tras varias semanas lesionado.

Transcurso del partido:
“Tenemos que afrontar el partido con la misma actitud luchadora que el día del Bremen”, había comentado Heynckes en la previa. Y su equipo así lo hizo, jugando de manera agerrida y ya a los pocos minutos disfrtuó Gomez de la primera gran ocasión del duelo. Sin embargo, en la siguiente acción el Stuttgart no perdonó y se adelantó en la primera que tuvo.

El Bayern pareció no sentirse afectado por el revés y a los pocos minutos Gomez empató el encuentro. El choque se relajó un poco, todo lo contrario de un Christian Molinaro que vió dos amarillas en apenas cinco minutos, dejando a su equipo con uno menos a la media hora de juego.

La superioridad del Bayern se hizo más patente ante un Stuttgart que se encerró en su campo intentando sorprender a las contras. Pese a ello el FC Bayern no disfrutó de claras ocasiones hasta el descanso porque la defensa local se mostraba muy segura. Tras los primeros 45 minutos el Bayern había disparado 7 veces a puerta, mientras que el Stuttgart sólo dos.