presentada por
Menú
3:1 en Gladbach

El Bayern cae en el arranque de la segunda vuelta

El campeón de invierno, el FC Bayern, ha empezado la segunda vuelta de la Bundesliga con una derrota. El conjunto muniqués perdió este viernes en el primer partido tras el parón invernal ante el cuarto clasificado, Borussia Mönchengladbach, por 3:1 (2:0).

Marco Reus (11´) y Patrick Herrmann (41´) colocaron el 2:0 en la primera mitad del partido disputado en un Borussia-Park abarrotado por 54.047 espectadores. Tras el descanso, Herrmann (71´) aumentó la diferencia con su segundo gol. El gol del Bayern lo anotó Bastian Schweinsteiger (76´), que reaparecía después de haberse recuperado de su fractura en la clavícula.

Alineaciones:
El técnico del Bayern, Heynckes, dispuso ante el “equipo revelación de la primera vuelta” el mismo once con el que jugó en los últimos amistosos de la pretemporada invernal: Toni Kroos sustituyó al sancionado Franck Ribéry en banda izquierda, mientras que Jérôme Boateng jugó como lateral derecho en detrimento de Rafinha. En el centro del campo, Schweinsteiger regresó tras haber estado dos meses y medio alejado de los terrenos de juego por lesión.

Los locales también contó con una baja importante por acumulación de tarjetas: Dante dejó su sitio a Roel Brouwers. El resto del equipo presentado por el entrenador Lucien Favre, fue el de gala.

Transcurso del partido:
El Bayern empezó dominando el ritmo del choque, intentando presionar al Mönchengladbach con su típico juego de pases y una buena colocación sobre el campo. Pero los locales respondían con una defensa muy bien plantada, entrando fuerte a los balones divididos y alejando al Bayern de su área. Además, el planteamiento ofensivo se basaba en rápidas contras, aunque en los primeros minutos no fructificaron en claras ocasiones.

Tras el sorprendente 1:0 local, obra de Reus (11´), Gomez pudo colocar el empate con una ocasión cantada (14´). El Bayern no lograba superar la doble línea de cuatro que presentaba el Borussia. Sobre todo, el Bayern carecía de profunidad en los últimos metros y lo intentaba repetidas veces con tiros lejanos de Tymoshchuk (27´/34´) o Kroos (39´). Todo lo contrario que el Gladbach, que aprovechó su segunda ocasión para lograr el 2:0, obra de Herrmann (41´).