presentada por
Menú
2-0 contra el Wolfsburgo

Primera victoria de la segunda vuelta

¡A la segunda va la vencida! El Bayern de Munich ha logrado la primera victoria de la segunda vuelta de la temporada 2011/12. Ocho días después de la derrota sufrida en Gladbach, el conjunto de Heynckes logró ganar por 2-0 al Wolfsburgo delante de su público. Gracias a estos 3 importantes puntos logrados contra el conjunto del ex-entrenador del Bayern de Munich, Felix Magath, consigue defender contra el Dortmund el liderato.

Después de una primera mitad con pocas oportunidades, consiguió Mario Gomez el 1-0 (minuto 60). Fue el decimoséptimo gol del delantero del equipo bávaro, el cual se mantiene a la cabeza de la tabla de máximos goleadores. Arjen Robben cerró la cuenta goleadora (minuto 92) tras recoger el rechace del disparo del recién incoporado al campo, Ivica Olic.

Alineaciones: Daniel Van Buyten, lesionado de gravedad (segundo metatarsiano del pie) el fin de semana pasado en Gladbach, fue sustituido en el centro de la defensa por Jérôme Boateng. Al lateral derecho rotó por tanto el Brasileño Rafinha en el once inicial.

También en el centro del campo hubieron cambios por parte de Heynckes: Anatoliy Tymoshchuk estuvo en el banquillo al inicio siendo ocupada la posición de 6 por Toni Kroos, al lado de Bastian Schweinsteiger. Por delante de éstos, en línea ofensiva de 3, formaron Robben (por la derecha), Thomas Müller (en el centro) y en la vuelta al once, Ribéry (por la izquierda). En punta, el atacante homenajeado Mario Gomez. Por primera vez en esta temporada, Breno entró en una convocatoria del Bayern de Munich.

El entrenador del Wolfsburgo Felix Magath organizó (como era de esperar) un equipo con un planteamiento defenisvo sobre el césped. El delantero goleador Mario Mandzukic regresó al once de inicio en sustitución del ex-jugador del Bayern Brazzo Salihamidzic, tras recuperarse de una lesión en el pulmón.

Transcurso del partido: „Le he dicho al equipo, que quiero verlos con otra actitud de aquí hasta final de mayo, desde el primer hasta el último minuto, hacia adelante y hacia atrás, luchar y correr pero también jugar al fútbol“. El entrenador dirigió al equipo unas declaraciones claras en la rueda de prensa previa al partido contra el Wolfsburgo. La consigna del entrenador era llevar el control del partido desde el comienzo de éste.

Desde muy pronto logró llevar Gomez la pelota hasta las mallas, un gol tempranero que, debido a un fuera de juego, no subió al marcador (minuto 7). Doce minutos después tuvo de nuevo Gomez otra oportunidad en sus botas (minuto 19). Pero el tranquilizador 1-0 no llegaba por el momento. El Wolfsburgo se concentró en defensa, y en ataque no le crearon a Manuel Neuer ningún quebradero de cabeza. El Bayern de Munich creaba en general muy poca presión sobre la portería del Wolfsburgo, a pesar de tener un 71 por ciento de posesión.