presentada por
Menú
2:0 ante el Schalke

El Bayern segundo tras el doblete de Ribéry

El FC Bayern se ha impuesto al Schalke 04 en la 23ª jornada de la Bundesliga por 2:0 (1:0) y se coloca segundo tras superar al Borussia Mönchengladbach en la tabla. Además, el conjunto entrenado por Jupp Heynckes abre hueco con un rival directo como el Schalke, que ahora se coloca a cuatro puntos.

Los 69.000 espectadores que abarrotaron hoy el Allianz Arena muniqués disfrutaron con un duelo muy emocionante entre dos candidatos al título de la Bundesliga. El FC Bayern disfrutó de las mejores ocasiones y fue justo vencedor de un duelo con claro acento francés, pues Franck Ribéry se convirtió en el protagonista del partido con un doblete (36´/55´)

Alineaciones
Jupp Heynckes introdujo dos cambios en el once que cayó derrotado en el partido de ida de los octavos de la Champions League ante el Basilea: en el centro del campo Luiz Gustavo acompañó a Alaba en el mediocentro defensivo en detrimento de Tymoschuk. La titularidad de Robben desplazó a Müller a la posición de enganche, por lo que Kroos comenzó el partido y dejando a Kroos en el banquillo.

Por su parte Huub Stevens confió en el mismo once que selló el pase a octavos de final de la Europa League ante el Viktoria Pilsen el jueves pasado.


Transcurso del partido

El partido empezó con dos rivales que sabían perfectamente lo que se jugaban. El FC Bayern presionaba muy arriba intentando encerrar a un Schalke 04 que no acusaba el esfuerzo realizado el jueves pasado, prórroga incluída, en Europa. Los de Huub Stevens frenaban al Bayern con largas posesiones de balón, algo no habitual entre los equipos que visitan el Allianz Arena. Aunque sin poner en peligro la meta defendida por Neuer. De hecho las primeras ocasiones fueron locales, pero ambas fueron desbaratadas por el ex del Valencia Timo Hildebrand (6´y 8´). El partido entró en una fase de juego embarullado en la que el Schalke avisó con sendos testarazos hasta que en el 36, Ribéry finalizó una gran contra marcando el primero de la tarde. De ahí al descanso, el Bayern disfrtuó de varias claras ocasiones para elevar la renta, pero Hildebrand y la falta de definición evitaron que el Bayern abriera brecha en el marcador.

La segunda mitad arrancó muy movida con un par de claras ocasiones en ambas porterías, pero fue de nuevo Ribéry el que volvió a marcar la diferencia con su segundo gol de la tarde (55´). Tras el tanto del francés, los hombres de Heynckes cerraron filas y el Schalke se apoderó del balón, aunque sin poner en apuros a su antiguo guardameta, Manuel Neuer. De ahí al final del partido el Bayern controló el ritmo del partido sin problemas y aseguró unos tres puntos muy importantes en la lucha por la liga y, sobre todo tras las dudas sembradas ante el Friburgo y el Basilea.