presentada por
Menú
2:1 ante el Real Madrid

Gomez permite soñar al Bayern

¡El “gran sueño” (Rummenigge) de jugar la final en casa está un poco más cerca! El Bayern se ha impuesto 2:1 (1:0) al Real Madrid en el reñido duelo de ida de las semifinales de la Champions League jugado hoy en Múnich y afrontará con garantías el decisivo partido de vuelta que se disputará dentro de una semana en el Bernabéu. El equipo blanco sigue sin saber lo que es ganar en Múnich en Champions tras 10 enfrentamientos ante su bestia negra.

Ribéry adelantó a los locales en la primera mitad cuando peor lo pasaban (17´) los muniqueses, pero en el arranque de la segunda mitad el Real Madrid empató merced a un tanto del internacional alemán Özil (53´). Sin embargo, el Bayern no se arrugó y tiró de casta buscando la portería de Casillas. El esfuerzo se vio recompensado en el 89´cuando Gomez anotó el 2:1 definitivo y puso patas arriba un Allianz Arena repleto por 66.000 espectadores.

Alineaciones
Jupp Heynckes había rotado en el partido liguero del fin de semana pasado ante el Mainz para poder contar hoy con su once de gala. Y así lo hizo. Rafinha, Contento, Olic, Müller y Tymoshchuk, titulares el sábado, comenzaron desde el banquillo y dejaron su sitio sobre el césped del Allianz Arena a Lahm, Luiz Gustavo, Kroos y Gomez. Neuer bajo palos, Boateng, Alaba y Badstuber en defensa, Schweinsteiger como medio centro y Robben y Ribéry en ambas bandas completaron el once muniqués.

José Mourinho, técnico madridista, también introdujo 4 cambios en el equipo que se impuso 3:1 al Sporting el sábado pasado en liga. El portugués confió en: Casillas en portería, Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos y Coentrao en defensa, Xabi Alonso y Khedira en el centro del campo, Di María y Cristiano Ronaldo por bandas y arriba Özil, como media punta, por detrás de Benzema.

Transcurso del partido
El duelo que enfrentaba a “dos de los mejores equipos del mundo” (Lahm) arrancó con dominio visitante durante el primer cuarto de hora. El cuadro merengue se imponía en el centro del campo, evitando que el Bayern tuviera el balón. Los locales no se sentían cómodos y cometían errores en la creación de juego que el Madrid aprovechaba para atacar con velocidad la meta de Neuer, como en el minuto 7, en el que el guardameta alemán salvó al Bayern con una gran parada tras disparo de Benzema.

Pero poco a poco los hombres de Heynckes se asentaron sobre el terreno de juego y, tras una buena internada de Ribéry que acabó con el francés en el suelo ante Ramos y la grada solicitando penalti (15´), el Bayern golpeó primero. Kroos sacó un córner desde la izquierda y Ribéry aprovechó el rechazo para adelantar a los locales (17´). El gol tranquilizó al Bayern, y Ribéry y Robben se encargaban de mostrar la mejor versión del cuadro muniqués, aunque sin poner en excesivos apuros a Casillas. Sólo Gomez (40´) obligó al internacional español a lucirse con un disparo que buscaba la escuadra. Los primeros 45 minutos no dieron para más y el Bayern se marchó a los vestuarios con un 1:0 a favor en el marcador.

Sin embargo la ventaja del Bayern duró poco, pues el Madrid logró el empate a los ocho minutos de la reanudación tras una rápida contra de Benzema y Cristiano Ronaldo que concluyó Özil anotando el 1:1 (53´). Heynckes respondió al jarro de agua fría sustituyendo a Schweinsteiger por Müller. Kroos retrocedió su posición, dejando su puesto al que fue máximo goleador del pasado mundial. Y el cambio surgió efecto, porque el Bayern se sobrepuso al varapalo y acumuló las mejores ocasiones de la segunda mitad, todas ellas protagonizadas por Gomez (70´/72´/85´). El atacante muniqués no cejó en su empeño y anotó el importantísimo 2:1 (89´) a un minuto del final. El 12° tanto de Gomez en esta Champions puede valer su peso en oro en el cómputo general de la eliminatoria.