presentada por
Menú
4° amistoso, 4ª victoria

El Bayern preparado para la 2ª vuelta liguera

El FC Bayern cerró hoy los amistosos disputados durante la pausa invernal con una nueva victoria. Un día después del 0:3 cosechado ante el FC Basel, el cuadro muniqués se impuso al SpVgg Unterhaching, de tercera división, por 0:2 (0:1). Claudio Pizarro (11´) en la primera mitad, y Mario Gomez (68´) en la segunda, anotaron los tantos del Bayern este domingo.

El equipo muniqués salió al Sportpark de Haching con un once totalmente distinto al que jugó ayer en Suiza. Pese a tardar varios minutos en meterse en el partido, el Bayern dispuso ya en la primera mitad de las ocasiones más claras. Una de ellas la aprovechó Pizarro (11´) para colocar el 0:1. Arjen Robben centró desde la derecha y Pizarro envió el balón a la escuadra.

Mario Gomez (15´), Robben (16´, 38´) y el propio Pizarro (24´) pudieron poner más distancia en el marcador, pero o bien se cruzaba un jugador local en el último instante, o bien faltaba precisión en el remate. Xherdan Shaqiri, en el 31, regaló una magnífica chilena a los espectadores que se marchó fuera por muy poco. El Unterhaching se empleaba a fondo y en el 39 puso a prueba a Tom Starke, que reaccionó con una gran parada.

En la reanudación Dominik Rohracker (48´) se quedó sólo ante Starke, pero de nuevo salió airoso el portero del Bayern. Eso animó a sus compañeros y en los minutos posteriores Gomez (64´) y Robben (67´) estuvieron cerca de lograr el 2°. Unos segundos más tarde Gomez marcó el 0:2 tras un centro preciso de Shaqiri (68´). Y entonces llegó la anécdota del duelo: por primera vez en su carrera Bastian Schweinsteiger se enfrentó a su hermano Tobias (cedido por el Bayern esta temporada al Unterhaching).

Roja para Luiz Gustavo

Precisamente a Tobi Schweinsteiger frenó Luiz Gustavo siendo el último hombre y el centrocampista brasileño fue expulsado (72´). El equipo local dio un paso adelante pero Starke se mostró muy seguro y rechazó con éxito todas las aproximaciones rivales (75´, 77´), manteniendo de nuevo la portería del Bayern a cero. En los últimos instantes Robben pudo lograr el 0:3 (84´, 88´), pero no fue así y el partido concluyó con un merecido 0:2.