presentada por
Menú
Festival goleador en Arco

'Una experiencia bonita'

Hasta 19.200 jugadores se habían inscrito en la tercera edición de la Paulaner Cup des Südens para poder conformar el once de ensueño de Paulaner (Paulaner Traumelf) que hoy se midió al FC Bayern en Arco. Al final, un total de 26 jugadores de siete países, entre ellos un jugador de China, fueron los afortunados que pudieron cumplir el sueño de medirse a los hombres de Pep Guardiola. Tras los 90 minutos del partido disputado ante los 4.000 espectadores que acudieron al estadio de Arco, el 13-0 (2-0) final fue lo de menos. Schöpf, Shaqiri (3), Pizarro (3), Hojbjerg, Can, Markoutz y Rankovic fueron los goleadores de la tarde.

Matthias Sammer, que siguió con atención la evolución de los suyos desde la banda, describió la experiencia como “algo bonito”. A los 12 minutos de partido Emre Can adelantó al FC Bayern. El segundo tanto sin embargo tardó en llegar. En el minuto 30 el joven canterano de 18 años Oliver Markoutz logró el 2-0 con un potente disparo raso. La primera parte concluyó con ese marcador pese a las buenas ocasiones de las que disfrutó el Bayern. La madera en dos ocasiones y la falta de precisión evitaron un resultado más abultado.

Guardiola contento

“Hemos jugado bien, sobre todo en la segunda mitad”, comentó Pep Guardiola a posteriori. Ciertamente sus jugadores pisaron el acelerador durante los segundos 45 minutos. Alessandro Schöpf (46´), Xherdan Shaqiri (53´) y Pierre-Emile Hojbjerg (59´) pusieron el 5-0 en el electrónico tras tres asistencias de Claudio Pizarro. Posteriormente de nuevo Shaqiri (60´) y Pizarro en dos ocasiones (63´, 71´) elevaron la goleada a 8-0. Pero el Bayern quería más. Vladimir Rankovic y Alessandro Schöpf – con un doblete – colocaron el 11-0 a falta de 8 minutos para el final.

Finalmente Xherdan Shaqiri (86´) y Claudio Pizarro (89´) vieron puerta de nuevo y pusieron un broche de oro al partido. “Ha sido un gran partido para los chicos, seguramente han cumplido un sueño. Para nosotros ha sido un buen entrenamiento. Ha sido muy divertido”, afirmó Shaqiri antes de abandonar el terreno de juego.