presentada por
Menú
3-0 al CSKA de Moscú

El campeón regresa goleando

El flamante campeón de la Champions League, el FC Bayern, ha regresado a la máxima competición continental de la mejor manera posible, con una claro 3-0 (2-0) ante el CSKA de Moscú. El cuadro entrenado por Guardiola dominó el duelo ante el campeón ruso durante los 90 minutos y suma sus 3 primeros puntos en el grupo D.

David Alaba (4´) y Mandzukic (41´) pusieron tierra de por medio en la primera mitad del partido disputado en un Allianz Arena hasta la bandera (68.000 espectadores). En la segunda mitad Arjen Robben cerró la goleada (68´) e hizo justicia a la manifiesta superioridad del Bayern en la noche de hoy martes. Con este resultado el Bayern lidera su grupo junto al Manchester City, quien solventó su visita al Viktoria Pilsen también con un 0-3.

Alineaciones

Con sólo un cambio en el once que se impuso el sábado al Hannover 96 (2-0) en liga, afrontó Pep Guardiola el debut de los suyos en la actual temporada de la Champions League. El técnico español sustituyó a van Buyten por Dante en el eje de la defensa, por lo que el brasileño conformó la pareja de centrales junto a Boateng. Además Philip Lahm volvió a actuar como único mediocentro defensivo por detrás de Müller y Kroos. Bastian Schweinsteiger arrancó desde el banquillo.

En ataque Robben y Ribéry actuaron una vez más como extremos, mientras que Mandzukic actuó en punta como el hombre más adelantado del Bayern.

En el bando moscovista, Slutski apostó por su once de gala en el que destacaron caras conocidas de la competición como el guardameta Akinfeev o el centrocampista japonés Honda, así como la joven perla brasileña Vitinho y el atacante nigeriano Musa. 

Alaba no tarda en abrir la lata

Las “ganas de jugar de nuevo en Champions” de las que habían venido hablando los jugadores del Bayern durante esta semana, quedaron pronto reflejadas sobre el césped del Allianz Arena. Y en el marcador. Tras un arranque feroz de los locales, en los que monopolizaron el balón encerrando al rival en su propio campo, David Alaba logró el 1-0 en el primer disparo a puerta del partido (4´). El austriaco no desaprovechó el libre directo del que dispuso y batió a Akinfeev con un certero disparo que se coló rozando el palo izquierdo del guardameta ruso.

El tanto le dio aún más tranquilidad al Bayern, que presionaba muy arriba a un CSKA que sólo podía perseguir el esférico con la mirada. El once moscovita esperaba un posible error de los hombres de Guardiola para intentar salir a la contra. Pero lo cierto es que Robben, Ribéry y cía. se mostraban muy acertados en las combinaciones y la defensa rusa empezó a verse desbordada por todos los flancos. Mandzukic, que se topó primero con Akinfeev (6´) y luego con el palo (14´), y Rafinha, quien envió al lateral de las redes un potente disparo desde el vértice del área (20´), pudieron ampliar el marcador durante la primera media hora de juego.

Mandzukic hace el segundo poco antes del descanso

El 71% de posesión local durante los primeros 30 minutos reflejaba claramente el dominio del Bayern en una fase del juego en la que el CSKA sólo puso a prueba a Neuer con un lejano disparo de Vitinho (34´). En los últimos instantes del primer acto el ritmo decayó un poco y todo hacía indicar a que el solitario tanto de Alaba acompañaría a ambos conjuntos a los vestuarios. Sin embargo, Mandzukic cabeceó al fondo de las mallas una falta milimétricamente botada por Robben desde la derecha, y elevó el 2-0 al marcador. Resultado corto según lo visto sobre el verde muniqués.

Robben cierra la cuenta, Schweinsteiger disputa 19 minutos

El panorama no cambió durante la reanudación. El Bayern seguía buscando con ahínco la meta de Akinfeev, sin duda alguna el mejor de los suyos esta noche en Múnich. El cancerbero ruso desbarató con sendas acciones dos buenos remates de Robben (49´, 56´). Pero el holandés no cejó en su empeño y en su tercer intento logró el 3-0 tras aprovechar un pase genial de Alaba por encima de la defensa(68´). 

Con el partido sentenciado, Guardiola aprovechó los últimos 20 minutos para dar entrada a Schweinsteiger (Kroos), Pizarro (Mandzukic) y Shaqiri (Robben). Precisamente el suizo dispuso de la última ocasión clara del encuentro tras una bonita combinación con Müller, pero su remate se marchó rozando el palo (85´). Tras la 6ª victoria consecutiva en casa en Champions, toca pensar ahora en la difícil visita al Schalke en liga del próximo sábado. 

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de