presentada por
Menú
5-0 al Viktoria Pilsen

Plácida goleada del Bayern

El FC Bayern de Múnich ha dado un nuevo paso hacia los octavos de final de la Champions League tras imponerse esta noche 5-0 (2-0) al Viktoria Pilsen en el Allianz Arena. Los hombres de Guardiola dominaron el partido a su antojo desde el primero minuto con una superioridad manifiesta. Con este resultado el Bayern lidera el Grupo D con 9 puntos tras 3 jornadas por delante de un Manchester City que hoy ganó en Moscú al CSKA (1-2).

Ribéry, tras un penalti cometido sobre Robben (25´), y Alaba (37´) adelantaron al cuadro muniqués en una primera mitad monopolizada por los locales. En el segundo tiempo de nuevo Ribéry (61´) y Schweinsteiger (64´) no tardaron en sentenciar el choque con 2 golazos. En el descuento Mario Götze se unió a la fiesta y redondeó la goleada con el que es su primer gol en partido oficial con la camiseta del Bayern (90+2).

Alineaciones

Ante las ya conocidas bajas de Boateng (sancionado) y Dante (lesionado), Guardiola no dudó en desplazar a Diego Contento al centro de la defensa para que conformara la pareja de centrales junto a Daniel van Buyten. El defensa belga, Ribéry y Alaba fueron las 3 únicas variaciones que el técnico español introdujo en el equipo que se impuso el sábado al Mainz (4-1) en liga.

Mandzukic actuó de nuevo en punta, por lo que Thomas Müller y Mario Götze comenzaron desde un banquillo, en el que hoy se sentó por primera vez en Champions League el joven talento danés Pierre-Emil Højbjerg. 

Por su parte el entrenador del Viktoria Pilsen, Pavel Vrba, contó con dos caras nuevas en el equipo que cayera derrotado ante el CSKA en la segunda jornada de la máxima competición continental (3-2). Limbersky y Čišovský le ganaron la partida a Kovařik y Bakoš, y actuaron de inicios sobre el césped muniqués. 

Monólogo local

El duelo comenzó como a priori era de esperar viendo la trayectoria de ambos conjuntos en el Grupo D de la Champions, es decir, con un Bayern volcado al ataque desde el pitido inicial. No habían transcurrido ni 2 minutos de partido y el Bayern ya había llegado con peligro a la portería checa con un envenenado libre directo botado por Alaba. A esa acción le siguieron 2 saques de esquinas consecutivos que no se convirtieron en el primer gol de la noche por el buen hacer del guardameta checo Čišovský (3´, 5´). Los hombres de Guardiola encerraban descaradamente al Viktoria Pilsen en su área y todo hacía prever que el 1-0 no tardaría en llegar.

Robben (6´) y Ribéry (12´) dispusieron de dos nuevas buenas oportunidades, pero a ambos les faltó algo de precisión en el remate. Transcurrido el primer cuarto de hora de juego, el cuadro checo salió tímidamente a la contra en un par de ocasiones pero Neuer no tuvo ni que actuar. El Bayern monopolizaba el esférico y marcaba los tiempos a su antojo, pero la poblada defensa checa repelía con éxito una y otra vez las internadas muniquesas.

Ribéry no falla, Alaba aumenta la ventaja

Hasta el minuto 24, cuando Robben fue derribado claramente por Hubnik dentro del área y el colegiado irlandés Allan Kelly no dudó en indicar el punto de penalti. Ribéry, atendiendo a las indicaciones de Guardiola desde la banda, ejecutó la pena máxima y elevó el más que merecido 1-0 al electrónico (25´) con un potente disparo que se coló muy cerca del palo izquierdo del cancerbero checo. El tanto no relajó a un Bayern que quería solucionar el duelo por la vía rápida. Mandzukic (27´) y van Buyten (29´) tuvieron el segundo en sus botas, pero sería Alaba el que batiría de nuevo a Kozáčik al finalizar una buena combinación entre Schweinsteiger y Mandzukic (37´).  Pese a los posteriores intentos de Robben (39´, 43´) y Kroos (43´) la primera parte acabó con un 2-0 que se antojaba algo corto según lo visto (13 disparos a puerta del Bayern, ninguno del Viktoria). 

Debut goleador de Götze

El segundo acto arrancó con los mismos protagonistas en ambos bandos y con el mismo guión. El Viktoria no creía en la machada mientras que el Bayern empezaba a gustarse. Especialmente un Ribéry que inventaba un sinfín de regates y centros imparables para la defensa checa. El francés redondeó su gran noche, una más, marcando el 3-0 (61´) tras una gran acción individual que culminó elevando el esférico por encima del portero rival con la clase que atesora. La afición aún coreaba el nombre del galo, cuando Schweinsteiger les regaló otro golazo. El capitán del Bayern hizo el 4-0 con un control orientado y remate a la media vuelta en el área pequeña espectacular. 

Con el partido más que decidido, el ritmo de juego bajó un poco y Guardiola optó por dar descanso a Lahm (63´, Götze), Ribéry (67´, Müller)- que se marchó ovacionado – y Mandzukic (70´, Pizarro). Los locales lo siguieron intentando, aunque con menos ahínco. En el descuento Mario Götze debutó como goleador con la camiseta del Bayern al lograr el 5-0 definitivo. Nueva goleada de un Bayern que ya piensa en defender el liderato liguero este sábado ante el Hertha (15:30h).  

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de