presentada por
Menú
3-0 al Augsburgo

El Bayern se asienta en el liderato con un nuevo récord

¡Histórico! El FC Bayern ha establecido un nuevo récord en la historia de la Bundesliga (37 jornadas invicto) tras imponerse en la tarde de hoy al FC Augsburgo (2-0) en el Allianz Arena. El cuadro entrenado por Pep Guardiola vio pronto recompensado su dominio pues Jerome Boateng adelantó a los locales en el minuto 4. Poco antes del descanso Ribéry amplió las diferencias con un potentísimo libre directo (98 km/h) que se coló por la escuadra de Hitz.

En una segunda parte en la que Arjen Robben disputó sus primeros minutos tras 3 semanas lesionado, el FC Bayern controló el choque sin temer en ningún instante por el resultado. En el descuento Thomas Müller cerró la goleada al convertir una pena máxima señalada por manos de la defensa rival (93´). Con esta victoria, el club muniqués no sólo ha batido el historico récord del Hamburgo 82/83, sino que, tras la derrota del Borussia Dortmund en Wolfsburgo, ha ampliado a 4 puntos su ventaja sobre el ahora 2° clasificado Bayer Leverkusen. 

Alineaciones

El mejor técnico debutante de la historia del Bayern, Pep Guardiola (llegaba con 29 ptos. en 11 jornadas), afrontó el derbi bávaro con 4 cambios en el once que certificó el martes en Pilsen el pase a octavos de final de la Champions League (0-1). En el centro del campo Javi Martínez reemplazó al lesionado Bastian Schweinsteiger (osificación en el tobillo), mientras que en defensa Dante y Boateng conformaron la pareja titular de centrales en detrimento de van Buyten y Contento.

En punta, el enrachado Mario Mandzukic le ganó la partida a Thomas Müller, quien arrancó desde el banquillo. Junto al canterano muniqués se sentaron Thiago y Robben. Ambos regresaban a una convocatoria tras haber superado sus respectivas lesiones.

En el bando visitante, Markus Weinzierl tan sólo varió en una posición el equipo que sumó los 3 puntos ante el Mainz (2-1) hace siete días. Sascha Mölder dejó su sitio en el campo a Jan Moravek, por lo que el ex-Bayern, Halil Altintop actuó como hombre más adelantado de la escuadra suaba.

Boateng y Ribéry por la escuadra

El FC Bayern quería evitar a toda costa que el duelo regional arrancara como lo habían hecho los 3 últimos enfrentamientos ligueros, es decir, con ventaja rival. Seguramente por ese motivo los hombres de Guardiola metieron una marcha más, dominando todas las facetas del juego desde el pitido inicial. Además el partido se le puso muy pronto de cara, concretamente a los 4 minutos. Jerome Boateng, que había subido a rematar el primer saque de esquina del encuentro, adelantó a los locales con un colocado remate que entró por la misma escuadra.

Con el marcador a favor y el balón en su poder, el Bayern no sufría ningún tipo de apuro ante un rival que tímidamente salía de su campo. Y cuando lo hacía, aparecía Javi Martínez para desbaratar las intentonas visitantes a la contra. En ataque Götze, Mandzukic y, sobre todo, Ribéry encaraban una y otra vez sin suerte a la poblada defensa del Augsbugo. El cuadro muniqués no lograba transformar su dominio en ocasiones claras (Ribéry tuvo una en el 15´) aunque su rival tampoco daba sensaciones de creer en el empate. Con este panorama, la primera parte transcurría de manera tranquila para los intereses locales hasta que Franck Ribéry levantó a los aficionados locales de sus asientos con un libre directo que entró en la portería defendida por Hitz a 98 km/h (42´). El 2-0 con el que concluyó la primera parte reflejaba perfectamente lo visto sobre el verde muniqués (71% de posesión local).

Vuelve Robben y Müller no falla

Con los mismos 22 protagonistas y guión comenzaron los segundos 45 minutos. El cuadro de Guardiola combinaba con seguridad y mucha paciencia mientras el Augsburgo, ahora un poco más adelantado, no inquietaba a Manuel Neuer. Ante tales circustancias, Guardiola optó por dar entrada a Arjen Robben (66´, Götze). El holandés, que jugaba sus primeros minutos desde la lesión sufrida en el duelo ante el Mainz hace 3 semanas, se mostró con muchas ganas, solicitando el esférico y encarando constantemente a su par.

Pocos minutos después Guardiola también dio descanso a Rafnha (73´, Müller) y Kroos (81´, Kirchhoff). Precisamente el central dispuso de la ocasión  más clara de la segunda mitad, pero Hitz detuvo su disparo (84´). En la última jugada del derbi, el colegiado Peter Gagelmann no dudó en indicar una pena máxima por manos de Verhaegh. Müller asumió la responsabilidad y colocó el 3-0 definitivo engañando a Hitz con un colocado disparo raso. Tres nuevos puntos que certifican el espectacular estado de forma en el que continúa este “Récord-Bayern”.

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de