presentada por
Menú
1-2 en Hoffenheim

Mandzukic y Müller obran la remontada

Nueva demostración de fuerza de un FC Bayern de récord. El cuadro de Pep Guardiola ha saldado la complicada visita el Hoffenheim en la jornada 11 de la Bundesliga con un peleado, pero merecido 1-2 (1-1). Después de que el defensa Sülle adelantara sorprendentemente a los locales en el primer disparo a puerta de los suyos (34´), Mario Mandzukic colocó las tablas poco antes del descanso (40 `)

En la segunda mitad Thomas Müller lograría el 1-2 definitivo tras una gran combinación entre Ribéry y Javi Martínez. Con la victoria lograda en el Rhein-Neckar Arena, el FC Bayern se mantiene en lo más alto de la clasificación e iguala el histórico récord del Hamburgo SV de la temporada 1982/83 tras haber sumando 36 jornadas consecutivas invicto. Enhorabuena.

Alineaciones

Pep Guardiola había recuperado muchos efectivos durante la semana y todo hacía prever que el técnico español presentaría esta tarde algunas variaciones en el once que se impuso al Hertha hace 7 días (3-2). Y efectivamente así fue. Dante (superada su herida en el tobillo) sustituyó a van Buyten en el eje de la defensa, mientras que Javi Martínez recuperó la camiseta titular en el mediocentro defensivo. El internacional español y Götze, conformaron un nuevo centro del campo junto a Schweinsteiger ante las ausencias de Robben (no viajó por unos problemas en los adductores) y Toni Kroos (suplente).

El nuevo eje de la escuadra de Guardiola provocó el regreso de Lahm al lateral derecho, demarcación en la que no jugaba desde el 24 de agosto (ante el Núremberg), y la suplencia de un Rafinha que entraría en la segunda parte y sumaría así los 200 partidos en la Bundesliga. Además Mandzukic actuó en punta, flanqueado en ambas bandas por Ribéry y Müller. 

En el bando local, Markus Gidsol sólo alteró en una posición el equipo que ganó 1-4 en Hannover la pasada jornada. Volland sustituyó a Polanski en el definido 4-5-1 del Hoffenheim.

Dominio sin premio

Tras una primera fase de tanteo entre ambos contendientes, el FC Bayern se hizo con el mando en el Rhein-Neckar-Arena y empezó a encerrar a un Hoffenheim que no tenía problemas en esperar en su campo a los de Guardiola. Ribéry, Alaba y Müller penentraban con cierta facilidad por sendas bandas gracias al buen hacer de Schweinsteiger y Götze en la dirección del juego bávaro. Precisamente tras una buena subida de Lahm por la derecha, Casteels evitaría el primer tanto de la tarde en el minuto 15 con el pecho.

Esa acción animó a los hombres de Guardiola, quienes empezaron a generar continuas llegadas a los dominios de Casteels. Müller en dos ocasiones (16´, 27´), Mandzukic (18´), Ribéry (30´) pero sobre todo Javi Martínez tras un libre indirecto botado por Schweinsteiger (24´), pudieron adelantar al Bayern. La falta de acierto y un par de intervenciones del guardameta local mantuvieron el empate. 

Sülle castiga al Bayern

Aunque no por mucho tiempo porque, desafortunadamente para el Bayern, esta tarde se cumplió una vez más la máxima futbolística que afirma que el que perdona la acaba pagando. El Bayern había puesto el juego y las oportunidades, sin embargo Sülle adelantó a los locales en el primer remate entre los 3 palos de los locales. El central del Hoffenheim aprovechó un balón suelto en el área tras un saque de esquina para colocar el sorprendente 1-0 en el marcador (34´)

Mandzukic empata, Müller remata

El gol espoleó al Hoffenheim y dejó noqueado a un once muniqués que tuvo en esa fase en Manuel Neuer a su mejor hombre. El guardameta evitó en un par de ocasiones el segundo tanto local (36´, 37´), poco antes de que Mandzukic lograra el merecido empate al desviar un libre directo botado por Ribéry (40´). Tanto importantísimo el del croata, pues aseguró que el 1-1 acompañara a ambos conjuntos al túnel de vestuarios, evitando que el Hoffenheim iniciara el segundo acto con ventaja en el electrónico.

Quizás por la experiencia vivida en la primera parte, el Bayern afrontó los segundos 45 minutos de manera más precavida. Con menores incursiones por los laterales, pero con mucha más presencia en la franja ancha del campo. El balón tenía color visitante, pero el Hoffenheim salía a la contra con una velocidad endiablada. Dante (53´) y Volland (55´) dispusieron de las primeras ocasiones de la reanudación, pero los remates de ambos se fueron por encima del larguero. Las llegadas ya no eran tan claras y todo indicaba a que el que marcara, acabaría llevándose el gato al agua. Y efectivamente fue así.

En el 66, Volland se sacó un latigazo raso desde el borde del área que Neuer desvió con una parada espectacular. 10 minutos más tarde Müller finalizó con frialdad una gran combinación entre Ribéry y Javi Martínez (76´) y asestó el golpe definitivo al partido. Tras el 1-2 el Bayern dispuso de varias ocasiones a la contra, aunque el resultado ya no se movería más.  

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de