presentada por
Menú
0-3 al Ghuangzhou

¡El Bayern jugará la final del Mundial de clubes!

El primer paso está dado. El FC Bayern superó en las semifinales del Mundial de clubes al Guangzhou Evergrande con un claro 0-3 (0-2) y sigue aspirando a cerrar el histórico 2013 proclamándose oficialmente mejor equipo del mundo. El once de Guardiola dominó el devenir del choque disputado en Agadir de principio a fin.

El orden táctico del campeón asiático entrenado por Lippi y, sobre todo la madera, evitaron que el Bayern se adelantara en el marcador durante los primeros 40 minutos. Sin embargo Ribéry (40´) y Mandzukic (44´) premiaron la superioridad de los suyos en los últimos compases del primer acto. En el arranque de la segunda mitad Mario Götze selló el billete a la final por la vía rápida con un golazo (47´). El sábado a las 20:30h el Bayern espera poder sumar su 5° título del año. Su rival saldrá de la otra semifinal que disputarán el Raja Casablanca y el Atletico Mineiro mañana miércoles.

Alineación

Pep Guardiola presentó 3 caras nuevas en el equipo que se proclamó campeón de invierno el sábado pasado ante el Hamburgo (3-1). En defensa, Boateng sustituyó a Dante y conformó la pareja de centrales junto a Van Buyten, mientras que en el lateral izquierdo David Alaba sustituyó a Contento. En esa misma banda, pero en ataque, actuó el sin duda jugador más querido del Bayern en Marruecos: Franck Ribéry. La titularidad del galo relegó a Thomas Müller al banquillo.

Premio doble al borde del descanso

El FC Bayern afrontó su penúltimo compromiso del año de la misma manera que había venido haciendo durante todo el histórico 2013, es decir, monopolizando el cuero y encerrando al rival en su propio campo. El campeón asiático parecía no tener problemas con esa constelación y lo intentaba a la contra en los pocos errores que cometía el once muniqués.

Thiago dispuso de la primera ocasión clara en el minuto 17, pero el lanzamiento del español se estrelló contra la cepa del palo. El Guangzhou de Lippi resistía al asedio inicial con un gran orden táctico, pero eso no desanimaba a un Bayern que hacía gala de su característica paciencia en la circulación de balón. Precisamente tras una gran jugada combinada de los hombres de Guardiola, Toni Kroos estrelló su volea contra el travesaño (25´). La madera se volvía a cruzar en el camino de un Bayern que pese a los meritos suficientes que había hecho para adelantarse en el marcador, tuvo que esperar hasta el minuto 40 para celebrar el 0-1, obra de Ribéry. El golpe pareció afectar al once chino, pues sólo 4 minutos más tarde Mandzukic ampliaría la diferencia rematando un centro de Thiago al fondo de las mallas (44´).

Golazo de Götze

En la reanudación del choque, el FC Bayern sólo tardaría 2 minutos en volver a perforar la meta de Zeng. Y lo hizo con un golazo de Götze (47´). El internacional alemán regaló a los aficionados que hoy acudieron al Stade Adrar de Agadir un remate con el exterior de su bota que entró por la escuadra. Tras el 0-3, el Guangzhou empezó a bajar los brazos ante un Bayern crecido. El partido transcurría sólo en campo chino. Ribéry tuvo el cuarto en sus botas, pero sólo el larguero pudo frenar la gran acción individual del francés. Con el partido resuelto, Guardiola no dudó en dar descanso a hombres como Kroos, Ribéry y Mandzukic. Pese a que su equipo siguió buscando la meta rival, el marcador ya no se movería más bien por las intervenciones de Zeng o, como no, el aluminio. Pizarro, tuvo el 0-4 en sus botas, pero el remate del delantero peruano se estrelló contra el travesaño.

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de