presentada por
Menú
0-5 en Hamburgo

A semifinales con paso firme

El FC Bayern ha dado un paso más en la defensa del título copero tras haber imponerse esta noche al Hamburgo (0-5) en el duelo de cuartos de final disputado en el Imtech Arena. El cuadro de Pep Guardiola dominó el partido durante los 90 minutos y cosechó su mayor goleada copera como visitante ante un equipo de la Bundesliga.

Mario Mandzukic (21´) y Dante (26´) premiaron la superioridad muniquesa adelantando a los suyos en la primera mitad. En el segundo acto Robben (54´) y de nuevo Mandzukic (71´, 74´) redondearon el marcador en una noche en la que además Bastian Schweinsteiger regresó a los terrenos de juego tras 3 meses lesionado.

Alineaciones

Pep Guardiola afrontó el choque copero de Hamburgo con un sólo cambio en el once que se impusiera al Núremberg (0-2 en liga el pasado sábado. El técnico del Bayern dio a entrada a Toni Kroos en el centro del campo y relegó a Müller al banquillo. Junto al canterano se sentó Bastian Schweinsteiger, quien regresaba a una convocatoria del cuadro muniqués tras más de 3 meses alejado de los terrenos de juego. El segundo capitán del Bayern disputó su último encuentro en noviembre ante el Viktoria Pilsen en la Champions League.

Más variaciones introdujo Bert van Marwijk en su equipo para recibir al líder de la Bundesliga. El técnico holandés varió el once que cayó derrotado ante el Hertha (0-3) en 3 posiciones: Rincon, Ilicevic y Tah sustituyeron a Bouy, Zoua y Djoroupor.

Golpea 2 veces en 5 minutos

Guardiola había pedido a los suyos durante la semana la máxima concentración posible pese a las diferencias existentes entre ambos equipos en la clasificación. Y sus hombres le hicieron caso, pues agarraron el esférico desde el pitido inicial y encerraron a un Hamburgo, que no tenía ningún problema en defender con sus 11 jugadores en campo propio. Pese al claro dominio muniqués, el primer cuarto de hora transcurrió con relativa tranquilidad para Adler y Neuer. 

El Bayern, con paciencia, buscaba los huecos en un muro hanseático que respondía bien a los primeros envites de Götze, Robben y cía. Hasta que en el minuto 21, Mario Mandzukic empujó al fondo de las mallas un balón cedido magistralmente por Mario Götze. Primera ocasión clara y 0-1 para los muniqueses. Casi sin tiempo para digerir el primer revés, el Hamburgo vio como Dante ampliaba la renta bávara 5 minutos más tarde (26´). El central brasileño hizo el 0-2 de cabeza tras un saque de esquina botado por Toni Kroos. Aunque quedaban más de 60 minutos por disputarse, el marcador favorable, el 84% de posesión y el 90% de acierto en el pase que atesoró el Bayern durante algunas fases de la primera mitad, parecían dejar más que sentenciada la eliminatoria. Sobre todo porque el Hamburgo no había inquietado a Neuer durante el primer acto.

Robben y Mandzukic ponen la guinda

Por si había alguna duda, Robben aprovechó un medido centro de Toni Kroos para hacer el 0-3 a los 9 minutos de la reanudación. El holandés se acomodó el balón con el pecho y batió a Adler con un potente disparo. Tras el tercero de los suyos, Guardiola movió su banquillo. Con el encuentro decidido y ante el apretado calendario que le espera al Bayern en las próximas semanas, el entrenador español dio descanso a Thiago, Lahm y Boateng. En su lugar entraron Shaqiri, Javi Martínez y, por fin, Bastian Schweinsteiger. El internacional alemán regresaba tras tres meses alejado de los terrenos.

Pese a los cambios, el Bayern siguió mostrando la misma sed de victoria y continuó buscando la meta rival. Especialmente Mandzukić. El delantero croata elevó la goleada a 0-5 en apenas tres minutos. En el 74 finalizó una gran jugada colectiva del Bayern, y sólo 3 minutos más tarde enganchó un balón suelto en el área para hacer el quinto y último tanto de la noche, tercero en su cuenta particular. Berlín está ya sólo a un paso.

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de