presentada por
Menú
2-1 ante un Leverkusen muy serio

A un paso del título

El FC Bayern ha aumentado a 23 puntos su ventaja sobre el 2° clasificado de la Bundesliga (Borussia de Dortmund) con la victoria cosechada en la tarde de hoy ante el Bayer Leverkusen (2-1). El renovado once de Guardiola sufrió durante la primera mitad el buen trabajo defensivo de los hombres de Hyypiä, aunque Mandzukic lograría el importantísimo 1-0 poco antes del descanso (44´). 

La segunda mitad no pudo empezar mejor, pues Schweinsteiger hizo el 2-0 con un libre directo de manual (52´), encarrilando la 17ª victoria consecutiva de la temporada. El tardío tanto de Kießling no hizo nunca temer a una parroquia muniquesa que podría ver a los suyos cantar el alirón la próxima semana en Mainz si los resultados de Dortmund y Schalke acompañan.

Alineaciones

Pep Guardiola varió en 6 posiciones el equipo que sellara el martes el pase a cuartos de final de la Champions-League ante el Arsenal (1-1). Por delante de Neuer el técnico español confió en una línea defensiva totalmente nueva, compuesta por Rafinha (por Lahm), Boateng (por Dante), van Buyten (por Javi Martínez) y Contento (por Alaba). En el centro del campo, Schweinsteiger y Kroos (por Thiago) conformaron la pareja de mediocentros defensivos por detrás de un Mario Götze que estuvo flanqueado en las bandas por Robben y Müller (Ribéry). En punta, actuó de nuevo el delantero croata Mario Mandzukic.

En el Leverkusen Lars Bender y Emir Spahic regresaron a un once titular, en el que también estuvo el ex-Bayern Emre Can. Sidney Sam, el mejor valuarte ofensivo del Bayer Leverkusen en la actual temporada, saltó al terreno de juego en el minuto 66.

Mandzukic desatasca al Bayern

El Bayer Leverkusen no tardó mucho en darle la razón a Pep Guardiola. El técnico del conjunto muniqués había destacado durante la semana el “orden defensivo” del conjunto visitante y, sobre todo, su peligrosas contras. No se equivocaba el de Sanpedor. Tras un potente disparo raso de Robben que Leno envío a saque de esquina (8´), Son se plantó sólo ante Neuer aunque, por suerte para el Bayern, el surcoreano envío el balón incomprensiblemente fuera. 

El esférico, como es ya una ley en el fútbol germano, era del Bayern (80% en muchas fases de la primera mitad), pero lo cierto es que el orden táctico defensivo de los de Hyypiä anulaba a los atacantes del Bayern. Schweinsteiger, Götze y Kroos tocaban con paciencia ante un Leverkusen que mostraba sus garras cada vez que recuperaba un balón en la franja ancha del campo. En el minuto 29, Manuel Neuer salvó a los suyos tras un potente disparo de Rolfes. Poco después sería van Buyten el que enviaría a saque de esquina un envenenado centro de Castro (36´). Y precisamente cuando más apretaban los visitantes, Mario Mandzukic se erigió en el área para rematar al fondo de las redes un centro de Rafinha desde la derecha (44´).

Regalo de Schweinsteiger

Había costado abrir la lata ante un Leverkusen muy serio, y la grada no dudó en despedir a los suyos con aplausos cuando estos enfilaron el túnel de vestuarios. Aunque la ovación de la noche se la llevaría Bastian Schweinsteiger a los pocos minutos de la reanudación. El centrocampista internacional logró el segundo de los suyos al transformar un libre directo desde el borde del área con una parábola imposible para Leno (52´). Un golazo.

Con el 2-0 el Bayern empezó a tocar, tocar y tocar en busca de los huecos en la poblada retaguardia de un Leverkusen que empezó a bajar los brazos conforme se acercaba el final del encuentro. Guardiola había adelantado a Schweinsteiger y Kroos y el equipo lo notó. Leno, con un par de buenas paradas a sendos disparos de Kroos (72´) y Müller (87´), y Kießling, autor del tanto del honor visitante en el descuento, evitaron un marcador más holgado a favor de un FC Bayern que ya toca el título liguero con  la punta de los dedos.

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de