presentada por
Menú
0-2 en Mainz

Trabajada victoria con goles de Schweinsteiger y Götze

Tampoco el Mainz 05 ha frenado la racha victoriosa del FC Bayern. El cuadro muniqués se impuso 0-2 (0-0) al Mainz en la jornada 26 de la Bundesliga y suma ya 18 victorias consecutivas en el campeonato doméstico (nuevo récord). Las victorias del Dortmund (0-3 en Hannover) y del Schalke (3-1 ante el Braunschweig) han aplazado el alirón del Bayern como mínimo hasta el martes en Berlín. Si el club muniqués se impone en la capital alemana, el 24° título liguero del Bayern será ya una realidad.

Los 34.000 espectadores que abarrotaron el Coface Arena disfrutaron de un bonito duelo entre dos equipos que saben perfectamente a lo que juegan. Tras una primera mitad muy intensa por ambas partes, Bastian Schweinsteiger (82´) y Mario Götze (86´) decantaron el choque a favor de los visitantes con 2 goles en los últimos minutos. Con esta nueva victoria como visitante, el Bayern iguala ya su récord de la temporada pasada: 9 victorias consecutivas lejos de Múnich.

Alineaciones

Con 4 cambios en el once que se impusiera hace una semana al Bayer Leverkusen (2-1), afrontó Pep Guardiola la visita de los suyos al Coface Arena de Maguncia. En defensa Javi Martínez, Alaba y Lahm recuperaron la titularidad en detrimento de van Buyten, Rafinha (ambos suplentes) y Contento (no entró en la convocatoria). En banda izquierda Ribéry le ganó la partida a un Mario Götze que hoy arrancó desde el banquillo.

Por su parte Thomas Tuchel sólo introdujo una variación en el equipo que asaltase Hoffenheim hace siete días (2-4). El técnico del Mainz dio entrada a Müller por Junior Díaz en el centro del campo.

Intensa primera mitad sin goles

El choque entre 2 de los mejores conjuntos de la segunda vuelta liguera comenzó con mucha fuerza. Habían transcurrido sólo 240 segundos cuando Robben pudo adelantar al Bayern con una volea que Karius despejó sobre la línea con la rodilla (4´). La respuesta del Mainz no tardó en llegar. A los 6 minutos Boateng desviaría un certero pase de la muerte de Chopo-Mouting a Okazaki. El japonés estaba solo en el segundo palo. Poco después, sería Neuer el que evitaría el tanto local con sendas salidas de su área (7´, 9´). 

El Bayern no se sentía cómodo con la adelantadísima presión que ejercían los de Tuchel y que obligaba a Boateng y, sobre todo a Neuer, a asumir casi todo el peso creativo en la salida del balón. Sin duda una mala señal para los de Guardiola, que buscaban en exceso los balones en largo. El Mainz se movía como pez en el agua en tales circustancias y demostraba en cada acción por qué es uno de los claros favoritos a jugar el año que viene en Europa. El Bayern tenía más el balón conforme transcurría el primer acto, pero lo cierto es que los locales le ganaban la espalda con relativa facilidad a la defensa muniquesa y daban una mayor sensación de peligro ante la meta contraria. Tras un disparo lejano de Kroos (45´) que se marchó a un metro del travesaño, concluyó sin goles una intensa y bonita primera mitad. 

 Schweinsteiger materializa el dominio del Bayern

Con un sólo cambio en las filas del Mainz (Saller por Koo) arrancó una segunda mitad en la que la gran duda era saber si los de Tuchel podrían continuar jugando al altísimo ritmo ofrecido durante los primeros 45 minutos. Y lo cierto es que, tras un latigazo escorado de Choupo-Moting que repelió el larguero de Neuer (47´), el Bayern echó el balón al suelo y empezó a dominar el tempo del partido. El Mainz parecía pagar el desgaste de la primera parte y ya sólo esperaba a los de Guardiola en su campo. Mandzukic envió el primer aviso con un cabezazo que Karius desvió a saque de esquina con una gran estirada (54´). El guardameta local evitaría poco después ante Robben (62´) y Ribéry (68´) un tanto visitante que solo parecía ser ya cuestión de tiempo.

Y efectivamente así fue. A 10 minutos del final, Shaqiri levantó la cabeza en banda derecha y le colocó un balón franco a Schweinsteiger. El centrocampista alemán no perdonó y cabeceó con fuerza al fondo de las mallas el importantísimo 0-1. Siete minutos más tarde Ribéry se plantó sólo ante Karius y cedió a Götze en el punto de penalti para que este hiciera el 0-2 a placer, dejando en bandeja el 24 título liguero de la historia del club. 

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de