presentada por
Menú
5-1 al Kaiserslautern

¡Berlín, allá vamos a por la copa!

El Bayern de Múnich disputará su tercera final de copa alemana consecutiva tras el 5-1 cosechado esta noche ante el Kaiserslautern (segunda división) en el Allianz Arena. El conjunto de Guardiola dominó el devenir de la semifinal copera desde el pitido inicial. Los 71.000 espectadores que hoy abarrotaron el coliseo muniques nunca temieron por el resultado.

Schweinsteiger (29 ´) y Kroos (32´) adelantaron a los locales en la primera mitad. En la reanudación Müller hizo su 7° título en el torneo del KO al transformar un penalti cometido sobre Robben. El Kaiserslautern dio un paso adelante y Zoller logró reducir distancias en el 60. Sin embargo Mandzukic (81´) y Götze, en la última acción del partido redondearon la goleada. El próximo 17 de mayo espera en la gran final de copa el Borussia de Dortmund, que ayer se impuso al Wolfsburgo en la otra semifinal.

Alineaciones

Pep Guardiola presentó 4 variaciones en el once que cayera derrotado ante el Borussia Dortmund el sábado (0-3),  la más significativa de ellas bajo palos. Ante la ausencia de Manuel Neuer, que no se recuperó a tiempo de sus molestias en el gemelo, debutó en copa como titular el canterano Lukas Raeder. El cancerbero del filial Husic también se estrenó en una convocatoria oficial de primer equipo.

Además el técnico español dio entrada a Boateng, Kroos y Müller por Javi Martínez, Rafinha y Götze. Lahm ocupó esta noche el lateral derecho, mientras que Schweinsteiger actuó como mediocentro defensivo. La punta del ataque fue para Mario Mandzukic.  

En el bando visitante, Kosta Runjaic contó esta noche con su once de gala en el Allianz Arena de Múnich. Tan sólo el defensa Marcelo Gaus (operación de  menisco) se perdió la semifinal copera. El central español Marc Torrejón fue titular y lució un partido más el brazalete de capitán del Kaiserlautern.

Robben guía, Schweinsteiger y Kroos rematan

“Intensidad”, pasión, “corazón”, “nada de confianzas” y, sobre todo “concentración”. Esos habían sido los términos más empleados por los responsables y jugadores del Bayern durante los días previos a la semifinal copera. Y los hombres de Guardiola parecieron captar el mensaje, porque arrancaron con fuerza en la hoy fría noche de Múnich. A los 6 minutos Müller envió el primer aviso serio al estrellar contra el larguero con un testarazo potentísimo. El partido se disputaba en el campo de un Kaiserslautern parapetado prácticamente en su área. 

Aunque las ordenadas huestes de Runjaic resistirían el asedio local exactamente 23 minutos. Momento en el que Bastian Schweinsteiger premió la patente superioridad de los suyos enviando al fondo de las redes un saque de esquina botado por Robben. Sólo nueve minutos más tarde, el holandés se escapó por banda derecha y cedió el balón suavemente para que Kroos lograse el segundo con un potente y colocado remate raso desde el borde del área. Pese a que el Bayern no bajó ni un ápice la intensidad de su  juego, ambos conjuntos enfilaron los vestuarios con el 2-0 en el marcador. La grada empezó a corear ya el conocido “Berlín, Berlín, nos vamos Berlín”.

La "conexión Mario" sella el billete a la final

Un cántico que resonó con más fuerza a los 5 minutos de la reanudación, cuando Müller transformó con serenidad un claro penalti cometido sobre Arjen Robben. El holandés fue, sin duda el jugador más destacado del encuentro. Con el 3-0, el Kaiserslautern adelantó líneas y vio recompensado su valiente gesto con el tanto de Zollner en el 60. Lukas Raeder no pudo hacer nada ante el certero remate del atacante visitante. El único digno de mención durante todo el encuentro. El Bayern respondió como mejor sabe, dominando y aprovechando los huecos. En el 78´, Mario Götze metió un buen balón interior a Mandzukic y el croata logró el 4-1 con un remate cruzado. El propio Götze, cerraría la goleada en la última acción del encuentro. El campeón defenderá su título en el Olympiastadion.

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de