presentada por
Menú
3-1 al United

¡Mandzukic, Müller y Robben certifican el pase a semifinales!

El actual campeón de la Champions League, el Bayern de Múnich, sigue defendiendo su título tras imponerse esta noche en el Allianz Arena 3-1 (0-0) al Manchester United en el duelo de vuelta de los cuartos de final de la máxima competición continental. El cuadro muniqués disputará las semifinales por tercer año consecutivo.

Tras una primera mitad carente de ocasiones claras debido al buen hacer defensivo del Manchester United, Evra adelantó a los visitantes a los 12 minutos de la reanudación (57´). Sin embargo, el fantasma de la eliminación no sobrevolaría durante mucho tiempo sobre las gradas de un Allianz Arena repleto por 67.300 espectadores. Mandzukic empató en el 59 con un cabezazo marca de la casa, y poco después, Thomas Müller certificaría la remontada en el 68´ aprovechando una buena asistencia de Robben. Precisamente el holandés sellaría el billete a las semifinales con una acción individual espectacular.

Alineaciones

Pep Guardiola presentó 3 variaciones en el once que sumara un empate en Old Trafford (1-1) hace una semana. Ante las bajas por sanción de Javi Martínez y Schweinsteiger, el técnico del Bayern situó en el eje de la defensa a Dante, quien regresaba tras haberse perdido la ida, y retrasó a Toni Kroos al mediocentro defensivo. Lahm actuó de nuevo como lateral derecho, por lo que Rafinha comenzó el transcendental duelo en el banquillo.

Además el entrenador español dio entrada a Götze en el centro del campo (junto a Müller) y apostó por Mario Mandzukic como hombre más adelantado. Las bandas ofensivas fueron una noche más para Robben y Ribéry.

Un cambio más introdujo David Moyes en la visita de los suyos al Allianz Arena, prácticamente uno por línea. En defensa Ferdinand sustituyó a Smalling, mientras que Evra le ganó la partida a Büttner en el lateral. En el centro del campo Fletcher y Kagawa entraron por Fellaini y Giggs. En ataque, como ya lo había adelantado el técnico escocés, fue titular Wayne Rooney.

Primera parte calcada a la de Manchester

Tal como ocurriera en el norte de Inglaterra el martes pasado, un espectacular mural recibió a los 22 protagonistas. Pero no sólo se repitió hoy en Múnich el ambientazo típico de las noches grandes de la Champions League, sino, sobre todo, el planteamiento inicial de ambos técnicos. El Bayern agarró el esférico desde los primeros compases ante un Manchester United ultra defensivo, que no tenía ningún problema en acumular 10 hombres en su área o pasarse muchos minutos encerrado su mitad del terreno de juego.

Robben y Ribéry lo intentaban por las bandas, pero el ordenado muro británico cerraba herméticamente cualquier intento de penetración por los costados. El cuadro muniqués llegaba con relativa facilidad al balcón del área inglés, pero carecía de velocidad y acierto en el útlimo pase. Robben (15´), Ribéry (28´) y Kroos (37´) probaron fortuna con lanzamientos lejanos, aunque lo cierto es que no pusieron en apuros a De Gea durante los primeros 45 minutos. La consecuencia lógica según lo visto en el primer acto: 0-0 al descanso.

Evra sorprende, Mandzukic responde de inmediato

Moyes había ganado la primera batalla de la noche, su equipo había mantenido su portería imbatida durante la primera mitad pese al empuje muniqués. Y la eliminatoria se le pondría aún mejor a los Red Devils. En el minuto 57 Evra se sacó un latigazo desde el borde del área que se coló por la escuadra de Neuer. Aunque la alegría visitante duraría muy poco. Exactamente 59 segundos, el tiempo que tardó Mandzukic en igualar la contienda con un gran cabezazo. (59´)

El 1-1 espoleó a los hombres de Guardiola, el balón sólo conocía una dirección: la meta de De Gea. Ribéry pudo hacer el segundo tan sólo 1 minuto más tarde, pero su tiro se estrelló contra el lateral de la red. Mayor acierto tuvo Müller al rematar al fondo de las mallas una asistencia de Robben en el 68.

Golazo de Robben

El 2-1 noqueó definitivamente a un Manchester que, sin embargo, estaba a un tanto de la clasificación. La tímida estirada de los de Moyes la castigó Robben haciendo el 3-1 con una espectacular acción individual a 14 minutos del final (76´). El holandés se fue de todos y definió con un certero disparo raso que rozó la base del palo. En los últimos compases del encuentro, Pizarro pudo ampliar el resultado, pero De Gea evitó el tanto del peruano. A esas alturas del partido, el Allianz Arena celebraba ya la tercera clasificación consecutivas de los suyos para las semifinales de la Champions.

 José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de