presentada por
Menú
5-2 al Werder

Remontada previa al decisivo choque con el Madrid

El Bayern se ha impuesto en la tarde de hoy al Werder Bremen con un claro y merecido 5-2 (1-2) gracias a la gran remontada protagonizada por los hombres de Guardiola en la segunda mitad. El Werder se marchó al descanso por delante en el marcador merced a los goles a la contra de Gebre Salassie (10´) y Hunt (36´). Ribéry hizo el momentáneo 1-1 tras una gran asistencia de Pizarro (20´).

Precisamente el ariete peruano, el mejor del partido, lideró la remontada en la reanudación con 2 goles en apenas 3 minutos (54´, 57´). Posteriormente Schweinsteiger (61´), de cabeza, y Robben (75´), a los pocos segundos de saltar al césped, redondearon una goleada que da mucha fuerza al Bayern de cara a la vuelta de las semifinales de la Champions League. En la previa del partido se guardó un emotivo minuto de silencio en recuerdo del recientemente fallecido Tito Vilanova. El Bayern lució hoy brazaletes negros en su honor.

Alineaciones

Ante el decisivo choque del próximo martes contra el Real Madrid en Champions, Pep Guardiola no dudó en dar descanso esta tarde a Lahm, Robben, Kroos y Mandzukic. Además, el técnico español no pudo contar con el sancionado Rafinha, por lo que presentó en total 5 caras nuevas en el once que cayera el miércoles en el Santiago Bernabéu (1-0).

En el lateral derecho actuó hoy Weiser, mientras que Javi Martínez conformó el doble pivote junto a Schweinsteiger. Por delante de ambos Götze y Müller recuperaron la titularidad en un equipo cuyo hombre más adelantado fue Claudio Pizarro.

En el bando visitante, Robin Dutt presentó su once de gala en el Allianz Arena. El técnico del Werder sólo varió el equipo que se impuso al Hoffenheim hace 7 días en una posición, Junzovic entró por Elia. El ex Bayern, Nils Petersen, arrancó desde el banquillo.

Contras letales del Werder

Tras el homenaje rendido por los 71.000 espectadores y ambos conjuntos aTito Vilanova, el partido comenzó con un Bayern decidido, volcado en el ataque. Sin embargo, sería el Werder el que golpearía primero. Gebre Selassie finalizó una rapidísima salida a la contra del cuadro visitante y puso el 0-1 en el marcador (10). De nuevo el Bayern sufría en la transición defensiva en el primer ataque rival.

El tempranero jarro de agua fría no varió para nada la hoja de ruta local. Los de Guardiola tocaban con paciencia en busca de algún hueco en la ordenada defensa hanseática, y cuando apareció, Ribéry empató con un certero remate ante la salida de Wolf (20´) tras un gran pase de Pizarro. El ariete peruano, el más destacado de los suyos durante todo el encuentro, desempeñaba un rol esencial en el ataque bávaro, ofreciéndose constantemente entre las líneas de contención de un  Werder que, poco a poco, veía como todo el juego transcurría en su campo. Boateng (30´) y Pizarro lo intentaron desde la lejanía (32´). Posteriormente Pizarro vería como Fritz evitaba el segundo tanto local con un despeje acrobático sobre la línea (34´). El dominio no traducido en goles suele pagarse caro y Hunt hizo honor a esa máxima futbolística al lograr el 1-2 en el 36. Segundo remate del Werder entre los 3 palos y ventaja local al descanso. El Bayern había dado demasiadas muestras de imprecisión en los últimos compases de la primera mitad.

Pizarro guía la remontada

El encuentro se reanudó con la entrada de Lahm por Weiser y, sobre todo, con una escuadra local enrabietada. Tras varias incursiones en el área rival, Pizarro empató en el 54 al rematar sobre la línea un saque de esquina prolongado por Müller. Sólo 3 minutos más tarde el mismo Pizarro obraría la remontada al enviar al fondo de las mallas una buena asistencia de Ribéry (57´). Nadie dudaba que los tres puntos se quedarían hoy en el Allianz Arena. 

Pese a que el martes el Bayern afrontará una “final” (Guardiola) ante el Real Madrid, el once muniqués no se dedicó a contemporizar el ritmo del juego. Todo lo contrario. Schweinsteiger hizo el 4-2 con un cabezazo a la escuadra tras un centro medido de Lahm. 13 minutos más tarde, Arjen Robben logró el definitivo 5-2 con una acción individual marca de la casa: diagonal y golpeo raso desde el borde del área. El holandés había entrado al terreno de juego pocos segundos antes en sustitución de Dante. Guardiola también dio entrada a Contento por Alaba (76´). La goleada pudo ser aún mayor, pero el larguero y Wolf, lo evitaron en varias ocasiones en los últimos minutos de un choque que acabó con el Allianz Arena ovacionando a los suyos. La vuelta de las semifinales de la Champions ya se juega en Múnich.

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de