presentada por
Menú
7-6 tras la tanda de penaltis

Telekom Cup: el FCB vuelve a la final

Como ya ocurrió el año pasado, el FC Bayern se ha clasificado para la final de la Telekom Cup. El campeón alemán se ha impuesto al Borussia de Mönchengladbach por 7-6 (2-2 más tanda de penaltis) en la tarde del sábado en el Imtech-Arena de Hamburgo.

Robert Lewandowski (29') y Franck Ribéry (34') fueron los encargados de hacer los dos estupendos goles, cada uno en las respectivas mitades de este partido de sólo una hora de duración. El Bayern logró aventajarse en el marcador, pero Max Kruse transformó en goles dos penaltis lanzados en los minutos 42 y 60, logrando así la igualada que se desharía desde los once metros. Los muniqueses se enfrentarán el domingo (18:15 CET) al VfL Wolfsburg, que ganó también en los penales al Hamburger SV (5-6).

En esta primera prueba ante un rival de categoría, al campeón alemán le faltaban los seis jugadores que se han proclamado campeones del mundo, así como Arjen Robben, Dante, Xherdan Shaquiri y el lesionado Thiago. Por contra, Franck Ribéry ha firmado un estupendo regreso después de haber tenido que decir no al mundial por molestias en la espalda. Javi Martínez y Claudio Pizarro fueron titulares en el encuentro; la formación inicial se completaba con los nuevos fichajes Juan Bernat y Sebastian Rode.

El Bayern estrenaba la nueva segunda equipación

El FCB, con Holger Badstuber como capitán, fue claro dominador del balón en la primera mitad, aunque las mejores oportunidades llegaron del lado del Borussia. Ibrahima Traoré (9') y Raffael (23') tuvieron la mala suerte de vérselas ante un Tom Starke imbatible. Poco antes del descanso (29') apareció Lewandowski, que recogió un rechace y con saber hacer y sangre fría la elevó por encima del portero Janis Blaswich para hacer subir el primer gol al luminoso. ¡Un gol para quitarse el sombrero!

El 2-0 de Ribéry (34') también dejó a los hinchas encantados. Con un sprint por el lado izquierdo sacó ventaja a sus adversarios y la elevó de forma perfecta para meterla por el palo contrario. El Bayern de Múnich, enfundado en su nueva segunda equipación, lo tenía todo bajo control. Pero dos penaltis pitados por el árbitro Gagelmann lograron reflotar al Gladbach. El primero fue por un desafortunado rebote que impactó en la mano de Badstuber dentro del área, y el segundo fue una falta de Martínez sobre André Hahn. Ambos los transformó Kruse con seguridad (42' y 60'). Lograba así el Borussia llegar a la tanda de penaltis.

En el uno contra uno desde los once metros, marcaron para el Bayern Lewandowski, David Alaba y Badstuber, antes de que Rafinha errara el suyo. El Gladbach, que no falló, parecía hacerse con la victoria, pero las tornas iban a cambiar de nuevo. El joven Pierre-Emile Hojbjerg marcó, y Starke le adivinó perfectamente el disparo a Wendt. Martínez bate al meta. Y entonces Korb estampa el balón contra el travesaño. ¡El Bayern de Múnich está en la final!