presentada por
Menú
1-7 a la Roma

Rodillo bávaro en el Olímpico

¡Histórico! El Bayern de Múnich regaló a los aficionados al fútbol una noche para el recuerdo con un más que merecido 1-7 (0-5) ante la Roma en el mítico Stadio Olimpico. Los hombres de Guardiola sentenciaron el partido en una primera mitad perfecta con los goles de Robben (9´, 30´), Lewandowski (25´), Götze (23´) y Müller (36´).

En la segunda mitad, el Bayern levantó el pie del acelerador, circunstancia que aprovechó Gervinho para marcar el tanto del honor local en el minuto 65. Sin embargo, los 62.292 espectadores que acudieron esta noche al estadio romano vieron como Ribéry (78´) y Shaqiri (79´) redondearon la goleada a los pocos minutos de haber saltado al campo. Victoria memorable y tres puntos que dejan al Bayern a un paso de sellar el billete a octavos. En el otro partido del grupo E, el CSKA y el Manchester City empataron 2-2 en Moscú.

Alineaciones

Pep Guardiola introdujo 3 cambios en el once que endosó un contundente 6-0 al Werder Bremen el pasado sábado en liga. Bernat, Benatia y Lewandowski fueron de la partida esta noche en la capital italiana, mientras que Rafinha, Dante y Hojbjerg comenzaron desde el banquillo. Junto a ellos se sentó un Franck Ribéry al que la cita en el Olimpico le llegó aún demasiado pronto tras su lesión en el rotuliano.

En el bando local, Rudi García dio entrada a Gervinho, Iturbe, Manilas y Torosidis en el equipo que se impuso 3-0 al Verona en la Seria A. Ljajic, Destro, Astori fueron suplentes, mientras que Maicon no entró en la convocatoria. En ataque, la Roma contó, una vez más, con el eterno Francesco Totti.

36 minutos históricos

El ambiente con el que el mítico estadio Olímpico de Roma recibió a ambos conjuntos dejaba claro que la de hoy sería una noche de fútbol especial, pero pocos podían imaginarse lo que verían durante la primera mitad. Tras unos primeros compases de tanteo entre ambos contendientes, Robben adelantó al Bayern con el primer disparo entre los tres palos del partido (8´). El holandés regateó hacia fuera y remató ajustado al palo derecho de De Sanctis. Clásica acción del extremo. La Roma no tardó en responder, pero Neuer muy atento, despejó el lanzamiento de Gervinho (10´).

Fue un espejismo, porque la banda derecha era una autopista para los jugadores del Bayern, que llegaban con una facilidad pasmosa hasta la línea de fondo. En una de esas incursiones de los extremos muniqueses, Lewandowski tuvo el segundo en sus botas, pero De Sanctis despejó con los pies (13´). El primer cuarto de hora tuvo claro color visitante ante una Roma desbordada por la adelantada presión de los hombres de Guardiola. Y la superioridad visitante fue premiada con el segundo tanto, obra de Götze. El actual máximo goleador de la Bundesliga finalizó con un remate raso una preciosa jugada combinada entre Bernat y Lewandowski. El polaco tardaría sólo dos minutos más en hacer el 0-3 con un cabezazo sin oposición (25´).

La grada local reaccionó animando a los suyos, pero tampoco eso frenó a la apisonadora bávara. Robben culminó un buen pase al hueco de Lewandowski (30´). En las cabezas de los aficionados y los espectadores seguro que empezaron a aparecer imágenes de la reciente goleada al Bremen, o incluso el 1-7 de Alemania a Brasil. Sobre todo tras el 0-5 logrado por Müller desde los once metros después de unas claras manos de Manolas (36´). Primera mitad para enmarcar del equipo de Guardiola.

Golazo de Ribéry

Rudi García intentó recomponer a los suyos introduciendo 2 cambios. Holebas y Florenzi sustituyeron a Cole y Totti. El Bayern afrontó el segundo acto con los mismos protagonistas, aunque con menos mordiente arriba. Y eso animó a los locales. Gervinho se topó con el palo en el 54, y pocos segundos después Florenzi no pudo batir a un inmenso Neuer (55´). El portero de nuevo evitaría el tanto romano ante Gervinho con unos reflejos que dejaron patente - una vez más - el por qué de sus más de 800 minutos imbatido. Concretamente 813, pues Gervinho acabó con la racha de Neuer al marca el gol del honor local en el minuto 65.

Guardiola aprovechó los últimos minutos para dar entrada a Rafinha, Ribéry y Shaqiri. Los dos últimos no tardaron en unirse a la lista de goleadores. Primero lo hizo Franck Ribéry con una vaselina espectacular por encima de De Sanctis (78´). Tan sólo un minuto después Shaqiri pondría la guinda con el 1-7 definitivo (79´).

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de