presentada por
Menú
2-1 en Múnich

Remontada ante el Dortmund de un gran Bayern

¡Vaya partidazo! El Bayern de Múnich se impuso al Borussia de Dortmund en la noche de hoy con un ajustado 2-1 (0-1) y mantiene los 4 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado. El equipo de Pep Guardiola llega de la mejor manera posible al duelo de Champions-League contra la Roma del próximo miércoles.

Los 71.000 espectadores que asistieron al Allianz Arena disfrutaron con un partido disputado a un ritmo altísimo. Marco Reus adelantó a los visitanes en una primera mitad (31´) en la que el Bayern dispuso de numerosas ocasiones. En el segundo acto Robert Lewandowski (72´) y Arjen Robben (85´/ de penalti) remontaron y certificaron la séptima victoria en diez jornadas de Bundesliga disputadas.

Alineaciones

Con 3 cambios en el once que sellara el pase a octavos de copa el miércoles pasado en Hamburgo, afrontó Pep Guardiola la importante cita liguera de esta noche. Benatia, Götze y Robben recuperaron la titularidad en detrimento de Dante, Ribéry y Rafinha, que hoy arrancaron desde el banquillo. El extremo holandés regresaba hoy al once tras haberse perdido los dos últimos compromisos oficiales de los suyos por unas molestias musculares.

Más caras nuevas presentó Jurgen Klopp en comparación con el equipo que se impuso al Sankt Pauli el martes en copa. Como era de esperar Weidenfeller actuó bajo palos, mientras que Pisczzek, Bender y Aubameyang fueron de la partida.

Homenaje al fútbol

La magnífica noche otoñal y el ambientazo existente en las gradas del Allianz Arena regalaron un genial marco al duelo por excelencia de la Bundesliga en los últimos años. Los 22 protagonistas respondieron con creces a las altas expectativas despertadas desde los primeros compases de un choque que arrancó a un ritmo endiablado. Robben dispuso de la primera ocasión tras una gran pared con Lahm dentro del área, pero Weidenfeller, atentísimo, despejó a saque de esquina el latigazo del holandés. La respuesta visitante no se hizo esperar. Mkhitaryan lo intentó con un disparo desde el borde del área que se fue fuera por poco (9´). La batalla táctica entre ambos conjuntos suponía un auténtico homenaje al fútbol, con ambos contendientes luchando por cada metro del cuidado césped del Allianz Arena y buscando con sus armas la meta contraria.

Los visitantes a la contra, y el cuadro de Guardiola tocando en corto o con los precisos balones largos de un hoy excelso Boateng. Precisamente tras un envío del central, Müller remató fuera en semicaída a los 14 minutos. El propio Müller de volea (16´),  Bernat (17´) y Robben (24´) desde la lejanía, se toparon con un Weidenfeller estelar. El Bayern encerraba al Dortmund en su campo y la llegada del primer tanto del duelo parecía ser una mera cuestión de tiempo.

Y efectivamente así fue, pero sorprendentemente su autor sería el visitante Reus. En una de las por Guardiola “temidas” contras del Borussia, Aubameyang centró desde la derecha y Reus cabeceó al fondo de las mallas (31´). El revés no afectó al Bayern, que siguió buscando la meta rival con determinación. Robben dispuso de la ocasión más clara para empatar antes del descanso, pero Sokratis despejó en el último instante dentro de área chica. (39´). El primer acto concluyó con 12 tiros a puertas locales, por 5 del rival, pero con un 0-1 en el electrónico.

Empata Lewandowski, Robben no perdona

Enrabietados saltaron al césped los hombres de Guardiola en la reanudación. Xabi Alonso (46´), Robben (47´) y Lewandowski (51´) pusieron cerco a la portería del Borussia con sus remates. El Bayern llegaba, pero carecía de acierto en la finalización. El mejor ejemplo de ello, fue el cabezazo de Benatia que inexplicablemente se fue fuera pese a estar  sólo en el área chica (65´). Guardiola dio entrada a Ribéry en el 70 y sólo 60 segundos más tarde, el francés le metió un buen baló a Lewandowski (72´), que el polaco no desperdició.

El empate dio de nuevo fuerzas a un cuadro muniqués en el que Pizarro sustituyó a Müller en el 80. El Bayern quería más ante un Dortmund que ya apenas lograba pasar la línea del medio campo. A falta de 5 minutos, Ribéry cayó derribado por Subotic y el colegiado Manuel Gräfe no dudó en señalar el punto de penalti. Robben engañó a Weidenfeller desde los once metros y puso el broche de oro a una remontada merecida.

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de