presentada por
Menú
3-0 al CSKA de Moscú

Cierra la fase de grupos a lo grande

Con un claro 3-0 (1-0) al CSKA de Moscú cerró el Bayern de Múnich esta noche la fase de grupos de la Champions League. Tal como ocurriera en el duelo disputado en Moscú, Thomas Müller fue el encargado de inaugurar el marcador, de nuevo desde los once metros (18´). En la segunda mitadl los 68.000 espectadores que abarrotaron el Allianz Arena esta noche, vieron como Sebastian Rode – con su primer tanto en la Champions – y Mario Götze (90´) sellaron una victoria más que merecida.

El Bayern termina el Grupo E como líder, con 15 puntos, la mayor puntuación conseguida por el club bávaro. El CSKA de Moscú (5 puntos) acaba último tras la derrota encajad esta noche. En el otro duelo del grupo, el Manchester City logró el billete para octavos para imponerse 0-2 a una Roma que, finalmente, jugará la Europa League.

Alineación

Tal como ya había anunciado Pep Guardiola esta semana, el Bayern saltó con varias caras nuevas en el once que se impuso al Leverkusen el sábado pasado (1-0). Medhi Benatia (sancionado), Rafinha, Xabi Alonso, Robert Lewandowski y Arjen Robben (todos en el banquillo) dejaron su sitio en el campo a Dante, Gianluca Gaudino, Sebastian Rode, Bastian Schweinsteiger y Pierre-Emile Hojbjerg.

Para Schweinsteiger supuso la primera titularidad de la temporada, mientras que Gaudino debutó en la máxima competición continental con 18 años y 29 días. Tácticamente, el Bayern comenzó hoy con un 4-2-3-1. Rode cayó al lateral derecho durante muchas fases del partido, mientras que el doble pivote lo conformaron hoy Hojbjerg y Schweinsteiger.

Müller no falla a su cita con el gol

El duelo se disputó desde el pitido inicial en un sólo campo. El del CSKA de Moscú. Pese a las rotaciones y a las bajas temperaturas que hoy rondaron los 0° C, el Bayern no vio disminuido en lo más mínimo su constante juego de posesión en busca de la meta contraria. El cuadro ruso resistía sobre su campo con hasta 9 hombres en el balcón de su área. Müller lo intentó con un disparo desviado a los 3 minutos, y Doumbia respondió con un cabezazo que se escapó a un metro de la escuadra de Neuer (7´), en la única salida visitante. El dominio muniqués quedó reflejado en el marcador en el 18, cuando Müller transformó un penalti sobre Ribéry. El canterano del Bayern engañó a Akinfeev con su característica tranquilidad ante la meta rival.

La desventaja no alteró los planes rusos, y el CSKA sólo intentaba salir a la contra, buscando la velocidad de Doumbia y Musa. En la única que tuvieron, Doumbia tuvo el empate en sus botas, pero Neuer dio una nueva muestra de su calidad echando la rodilla al suelo y desbaratando con una buena parada las ilusiones visitantes (23´). Tras ese susto, el Bayern agarró de nuevo la batuta, aunque es cierto que sin ocasiones claras dignas de mención. El cuadro de Guardiola acabó la primera mitad con un 75% de posesión, 14 centros al área (5 del rival) y 7 disparos a puerta (por 4 del CSKA).

Rode se estrena en Champions

El segundo acto comenzó con dos cambios en las filas del Bayern. Robert Lewandowski y Arjen Robben entraron por Müller y Ribéry. Guardiola refrescaba su ataque en busca del segundo tanto que cerrase el partido. Y lo cierto es que en la segunda mitad, los locales generaron mayor peligro en el área moscovita. Especialmente Robben fue una pesadilla para los defensas del CSKA. El holandés lo intentó con disparos lejanos que Akinfeev logró despejar en un par de ocasiones, y con sus típicas internadas por la línea de fondo. En una de ellas cedió para Lewandowski y el polaco, tras regatear a Akinfeev, se topó con el palo (79´). Pero viendo el vendaval ofensivo local en los últimos minutos, lo lógico era que llegase el segundo. Y así fue. A 5 minutos del final, Schweinsteiger se sacó un milimétrico centro desde la izquierda y Rode cabeceó al fondo de las mallas (84´). En la última acción del partido, Götze selló la victoria logrando el 3-0 definitivo (90´) con un certero remate.

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de