presentada por
Menú
4-1 en Wolfsburgo

El Bayern pierde en el inicio de la segunda vuelta

Le han pillado al FC Bayern. En el primer encuentro de la segunda vuelta, el campeón de invierno ha sufrido su primera derrota de la temporada. El equipo de Guardiola sucumbió hoy viernes por la noche ante el Wolfsburgo por 4-1. No obstante, la diferencia de puntos entre ambos se mantiene en ocho puntos.  

En un abarrotado Volkswagen Arena, 30.000 espectadores presenciaron la derrota del Bayern. Por partida doble Bas Dost (en el 4’ y 45+2’) y Kevin de Bruyne (53’) adelantaron al Wolfsburgo con un claro 3-0. Juan Bernat marcó el 3-1 en el 55’ (primer gol del español en la Bundesliga) y mantuvo aún cierta esperanzas en el Bayern. Sin embargo, De Bruyne sentenció el partido con su segundo tanto de la noche en el 73‘. 

Alineaciones

La alineación del Bayern en el primer partido de la segunda vuelta incluyó dos nuevos protagonistas respecto al once inicial del ultimo partido amistoso en Bochum de la semana pasada. Lesionados el miércoles durante el entrenamiento, Franck Ribéry y Rafinha fueron sustituidos por Thomas Müller y David Alaba en el 4-3-3 que presentó el Bayern esta noche.

Alaba volvió a disputar un encuentro de la Bundesliga tras casi tres meses de parón debido a una operación de rodilla. En el banquillo esperaba su turno Holger Badstuber, ya recuperado también de sus problemas musculares tras cuatro meses y medio en el dique seco. Entró de nuevo en una convocatoria pero no llegó a disputar ningún minuto.

El Wolfsburgo se plantó con un 4-2-3-1, con el ex del Bayern Luiz Gustavo como mediocentro defensivo y Kevin de Bruyne como ‘diez’. En punta jugó Dost y no Ivica Olic; el ex del Bayern fichó por el Hamburgo hoy por la mañana. El entrenador del Wolfsburgo no pudo todavía contar con André Schürrle, fichaje estelar procedente del Chelsea pero que no llegó a tiempo para poder disputar el encuentro, presenciándolo el joven internacional por Alemania desde la grada.     

Desarrollo del partido

Un ambiente que ponía la piel de gallina reinaba en el Volkswagen Arena antes del pitido inicial. Con un minuto de silencio y una gran coreografía se homenajeó al jugador del Wolfsburgo, Junior Malanda, fallecido en un accidente tres semanas antes. Además, ambos equipos lucieron crespones negros en sus mangas. Después de unos impresionantes momentos la pelota empezaba a girar.

El Bayern tomó el mando inmediatamente. Mediante balones largos se acercaban a la portería del Wolfsburgo – ¡pero fueron sorprendidos en frío! Dost cerró el primer contrataque para adelantar al Wolfsburgo en el marcador (4’). Después de eso, el partido pasó a estar muy disputado. El Bayern era superior en el campo, pero sin embargo  apenas disponía de claras oportunidades contra la meta del conjunto local, quienes dejaban pocos huecos y hacían mucho daño saliendo a la contra.

 

En el tiempo de descuento, otro duro golpe para el FCB. Dost aumentó el marcador para su equipo con una volea a la escuadra tras un saque de falta, 2-0 (45’ + 2’). Las estadísticas al descanso: 6 disparos (5 a puerta), 60% de balones divididos ganados y el 67% de posesión para el Bayern.

Ambos equipos comenzaron la segunda parte sin realizar cambios en su once. Sin embargo, tácticamente Guardiola hizo varios retoques: defensa de tres hombres (Boateng, Dante y Alaba), dos mediocentros clásicos (Alonso y Schweinsteiger) y cinco delanteros. Todo fue en vano. De Bruyne marcó el 3-0 en el 53’. Posteriormente el cuadro muniqués logró al menos marcar un tanto gracias a Bernat (55’).

El gol impulsó a los chicos de Guardiola. El encuentro tomó velocidad, el Bayern comenzó a presionar más y más, y en el minuto 71 Guardiola dio entrada a Claudio Pizarro y Mario Götze, tratando de dar aire fresco a la delantera bávara. Pero el Bayern se estrelló una y otra vez contra la defensa compacta del Wolfsburgo. Únicamente un libre directo de Robben (71’) puso en aprietos al portero local, soberbio en varios lances del partido.

Por su parte, el Wolfsburgo seguía creando gran peligro a la contra, y finalmente en el minuto 73, aprovechó De Bruyne una de esas contras para anotar el 4-1 definitivo. Trató el Bayern de acortar distancias en los minutos que quedaron de juego, sin llegar a lograr su empeño.