presentada por
Menú
Rode y gol en propia meta

El Bayern gana con superioridad en Hoffenheim

Imperturbable camina el Bayern hacia la defensa del título de la Bundesliga. El sábado, el campeón alemán ganaba al Hoffenheim con superioridad por 0-2 (0-1). A pesar de las bajas en la plantilla. A pesar del importante partido contra el Oporto en Liga de Campeones. La ventaja del líder de la tabla, al menos durante 24 horas, es de 13 puntos, con cinco partidos aún por disputarse.

Ante 30.150 espectadores en el WIRSOL Rhein-Neckar-Arena, Sebastian Rode se convirtió en el hombre del día. El centrocampista fue el actor más destacado en las filas del Bayern y proporcionó, con un golpeo fino en el minuto 38, el tanto que abría el marcador para los muniqueses. En el tiempo de descuento, el jugador del Hoffenheim, Andreas Beck, hacía el 0-2 (90+3’) en propia meta. También después de 14 enfrentamientos contra el Hoffenheim hay algo que permanece: El Bayern nunca perdió contra ellos.

Alineaciones

Tres días después del partido de ida de cuartos de final contra el Oporto en Liga de Campeones y tres días antes del partido de vuelta, Guardiola rotó lo mejor que pudo. En total, hubo cuatro cambios en la alineación titular del Bayern: Holger Badstuber, Rode y los jóvenes Gianluca Gaudino y Mitchell Weiser se colaron en el primer equipo; Xabi Alonso, Thiago, Jerome Boateng (todos en el banquillo) y Philipp Lahm (enfermo) hicieron sitio para ellos.

Un total de ocho jugadores no pudieron viajar a Hoffenheim. El banquillo, una vez más, dispuso de una plaza libre. Tácticamente, el Bayern se ordenó con un 4-2-3-1. Por su parte, el Hoffenheim salió con un 4-3-2-1. En comparación con la derrota por 3-2 en Colonia de la semana pasada, el entrenador del Hoffenheim,  Markus Gisdol, cambió tres posiciones en su alineación titular: Anthony Modeste, Pirmin Schwegler y Jeremy Toljan comenzaron en lugar de Sven Schipplock, Nadiem Amiri y Jin-Su Kim.

 Rode abre el marcador con un golazo

Tras el pitido inicial, los bávaros se hicieron de inmediato con las riendas del encuentro. Movieron habilmente el balón, haciendo correr a los rivales y buscaron pacientemente los espacios en la zona defensiva del Hoffenheim. Pero los anfitriones se mostraron compactos en su área con una línea de tres zagueros. Los numerosos centros al área del Bayern fueron rechazados y los intentos de remate bloqueados.

En el otro lado, Modeste acechaba con algunas pocas oportunidades a la contra, y pudo haber adelantado en el marcador a los locales, pero Manuel Neuer atajó con clase (30’). Poco después, finalmente el omnipresente Rode adelantaba a los muniqueses con un golpeo fino y colocado, para hacer el merecido 0-1 (38’). Al descanso, las estadísticas eran: 4-6 disparos, 1-16 centros al área y el 74% de posesión para el Bayern.

Sin el lesionado Juan Bernat (tobillo), regresaron los de Múnich al césped con Boateng en su lugar. Un poco más tarde (57’), Guardiola también introdujo a Thiago (por Gaudino) y puso una defensa de tres. Un Bayern de buen toque tuvo la primera ocasión de la segunda parte en un disparo al larguero de Lewandowski (48’). Poco después, Thiago y Müller no lograron batir al portero local, Baumann (60’).

A partir de ahí los muniquéses estuvieron un poco más exigidos en defensa, debido a que el Hoffenheim se mostró más activo. Sin embargo, los bávaros nunca perdieron el control del partido. Manuel Neuer no tuvo que intervenir seriamente en el segundo tiempo. El juego ofensivo de los bávaros todavía le trajo algunas oportunidades, aunque faltó determinación para finalizarlas. En el descuento, Beck proporcionaba el 0-2 final con un desafortunado gol en propia meta.