presentada por
Menú
En la tanda de penaltis

El Bayern pasa a semifinales tras un intenso partido contra el Leverkusen

El Bayern estará por sexta vez consecutiva en las semifinales de la Copa de Alemania. En un disputado y tenso partido de cuartos de final casi inmejorable, el equipo de Pep Guardiola venció en los penaltis por 3-5 al Bayer Leverkusen y pasa adelante con la esperanza de poder lograr el tercer triunfo de Copa consecutivo.

Ante 30.210 espectadores en el BayArena, ambos equipos se entregaron a una intensa batalla copera, en la que las ocasiones claras de gol tardaron mucho tiempo en llegar. Una vez que llegaron, sin embargo, tanto los anfitriones como los invitados no fueron capaces de aprovecharlas. La resolución por lo tanto, tras 120 minutos sin goles, tenía que venir en los penaltis. Y allí los de Múnich demostraron nervios de acero, convirtiendo los cinco lanzamientos y metiéndose con ello en las semifinales.

Alineación

Cuatro días después de la ajustada victoria por 0-1 en la Bundesliga contra el Borussia Dortmund, Guardiola ponía la misma alineación. Sólo Mario Götze entraba de nuevo en la alineación titular, reemplazando al lesionado Bastian Schweinsteiger. Holger Badstuber regresaba al equipo después de recuperarse de sus problemas musculares. Sin embargo, Medhi Benatia tuvo que abandonar el campo lesionado a los 34 minutos y fue reemplazado por Sebastián Rode.

Desarrollo del partido

El Bayern comenzó como en Dortmund, de nuevo con una alineación más defensiva, tratando de no correr riesgos en el partido. Sin embargo, el Leverkusen desafió esa estrategia y ejercieron una presión alta sobre la elaboración de juego de los bávaros desde el principio, mostrándose más decididos en los balones divididos y provocando así que los de Guardiola apenas pudieran tocar para llegar al área de los locales.

Aunque el pressing de los anfitriones resultó tener bastante éxito, el Leverkusen apenas logró crear peligro de cara a puerta. De este modo, los dos equipos se neutralizaron a lo largo del campo durante la primera mitad. Las ocasiones fueron, por lo tanto, más bien escasas. Por el Bayer, Stefan Kiessling (16') y Karim Bellarabi (45') tuvieron las ocasiones más prometedoras, en el lado opuesto fue Thomas Müller (40') el que desaprovechó la única oportunidad del Bayern.

Tras el descanso, el Bayern fue mejor, el partido se desarrolló cada vez más en el campo de los locales y los de Guardiola aparecían ahora mucho más a menudo por el área contraria. En el minuto 60, Robert Lewandowski logró el primer gol supuestamente, pero el polaco había actuado previamente de manera irregular, por lo que el gol no fue reconocido. Poco después Lewandowski fallaba ante Leno (65'), en el lado opuesto, Neuer frustraba una ocasión de Bellarabi (66').

En el minuto 68 Guardiola metió a Thiago en lugar de Lahm, pero las mejores ocasiones las tuvo a continuación el Bayer. Bellarabi (78' / 90 + 6'), Brandt (90 + 1') y Bender (90 + 5'), sin embargo no fueron capaces de decidir el partido en su tiempo regular, por lo que se fue a la prórroga. Allí Götze (98') tuvo una increíble oportunidad de abrir el marcador, pero el goleador campeón del mundo falló desde corta distancia, al igual que Bernat (114') en la segunda mitad de la prórroga. La tanda de penaltis tuvo que llevar la resolución, y allí el Bayern controló mejor sus nervios y se impuso al final por 3-5.