presentada por
Menú
El Friburgo marca al final

El Bayern pierde con mala suerte en Friburgo

Desafortunada derrota del Bayern en el último partido fuera de casa de esta temporada. Los muniqueses, ya proclamados campeones de liga, fueron en su visita a Friburgo en realidad claramente el mejor equipo, pero al final sin embargo cayeron derrotados por 2-1 (1-1). Para el equipo entrenado por Pep Guardiola fue la tercera derrota liguera consecutiva. El Friburgo toma aire en la lucha contra el descenso.

Bastian Schweinsteiger anotó para el campeón alemán en el minuto 13 para abrir el marcador después de una gran asistencia de Mitchell Weiser. Admir Mehmedi (33’) empató antes del descanso ante los 24.000 espectadores en un Schwarzwald-Stadion donde se agotaron las localidades. En la segunda mitad, el Bayern tuvo el gol de la victoria realmente más cerca. Pero el Friburgo aprovechó una de las pocas oportunidades gracias a Nils Petersen (89’) que había salido desde el banquillo.

Alineación

Guardiola comenzó ya dando una señal con la alineación. En comparación con la semifinal de la Liga de Campeones contra el Barcelona, el español solo hizo tres cambios en su equipo. Philipp Lahm, Thomas Müller y Thiago descansaron después de las agotadoras últimas semanas. Mario Goetze, Sebastian Rode y Mitchell Weiser entraron de nuevo en el once inicial. Manuel Neuer, a pesar de unos leves problemas de tobillo, se situó entre los postes.

Los bávaros, que comenzaron con un sistema de 4-3-3, dominaron el juego de manera significativa en la primera media hora. Con su seguridad en el pase impidieron los intentos ofensivos del Friburgo y se mostraron siempre peligrosos arriba. Mientras que el gol de Medhi Benatias (10’) no fue válido debido a una falta anterior, los aficionados desplazados del Bayern, tres minutos más tarde (13’) si lo celebraron: Schweinsteiger marcó después de una gran asistencia de Weiser.

Una merecido gol para abrir el marcador que Jérôme Boateng (28’) pudo ampliar de cabeza. Pero se mantuvo el 0-1, y de repente los locales fueron más fuertes, debido a que los bávaros cometieron algunos errores en la construcción del juego. Uno de ellos significó el poco halagüeño empate para el Friburgo, gracias al delantero Mehmedi (33’).

Desafortunado final

Tras el descanso, el entretenido partido bajó considerablemente, faltaba fluidez en el juego. Las mejores ocasiones las siguieron teniendo los de Múnich. Götze (50’) encontró en el portero del Friburgo, Roman Bürki, a un campeón. Schweinsteiger (69’) disparó al larguero. Un poco de suerte tuvieron los bávaros cuando el árbitro, Tobias Welz, no juzgó como penalti un agarrón de Rafinha a Mehmedi en el área de penalti en el minuto 57.

Para la fase final, Guardiola introdujo entonces fuerzas frescas. Primero fue Müller, luego Lahm y Thiago. El Bayern aumentó el ritmo de nuevo. Thiago (85’) rozó el gol, pero una vez más el sobresaliente portero Bürki salvó la ocasión. Cuando todos esperaban un empate, venció el Friburgo gracias a un recien entrado del banquillo Petersen (89), que marcó de la nada.