presentada por
Menú
5-4 en la tanda de penaltis

El Bayern cae ante el Guangzhou Evergrande

El Bayern perdió la oportunidad se sumar su tercera victoria, en el tercer partido de la gira asiática. Unas horas antes de regresar a la capital bávara, los campeones de la Bundesliga cayeron por 5-4 en la tanda de penaltis contra el Guangzhou Evergrande. 38.000 espectadores presenciaron en el estadio Tianhe como después de los 90 minutos se llegaba al 0-0. En la tanda de penaltis los asiáticos anotaron todos sus lanzamientos, mientras que por el Bayern, Thomas Müller erró ante el guardameta local.

"Esta es una derrota que se puede manejar. Pero por supuesto que preferimos concentranos en la Supercopa de la semana que viene y ganarla.", dijo Manuel Neuer inmediatamente después de los lanzamientos desde los 11 metros.  El número  uno del Bayern se sentó en el banquillo tras el descanso y fue reemplazado por Ivan Lucic entre los postes.

Guardiola hizo seis cambios en el conce, en comparación con el duelo ante el Inter de Milán. Rafinha, Joshua Kimmich, Pierre-Emile Hojbjerg, Sebastian Rode, Mario Götze y Sinan Kurt jugaron desde el principio, quedándose inicialmente en el banquillo Mehdi Benatia, Xabi Alonso, Philipp Lahm, Douglas Costa, Thiago y Müller.

Con temperaturas sofocantes y una alta humedad (94%), los bávaros fueron incapaces de igualar la impresionante actuación de los dos partidos anteriores. El comienzo del Bayern fue animado y pusieron bajo presión a los locales, a pesar del difícil césped que se tradujo en un esfuerzo de los de Pep. Aún así, pudieron desplegar el juego al que están acostumbrados hacer. 

Hojbjerg tuvo en el minuto seis una importante oportunidad de abrir el marcador, pero el jugador de 19 años desperdició un cabezazo a unos cinco metros de la portería. Poco después, erró él mismo un lanzamiento en el minuto 12 que se fue desviado por el portero local, Cheng Zeng. En el lado opuesto, Manuel Neuer intervino varias veces ante las ocasiones de Robinho (6’), de Gao Lin (8’) y de Ricardo Goulart (9’).

En los siguientes instantes el Bayern dominó el juego, a través de ocasiones claras, sin final feliz, contra unos anfitriones que estaban más frescos físicamente. El rival se encuentra inmerso actualmente en la mitad de la temporada de liga. Rode en el minuto 20 con un tiro desde la distancia, y Hojbjerg en el 30 con un libre directo desde el borde del área, fue lo más destacado del Bayern hasta el descanso.

El Bayern inició la segunda mitad con cincos hombres de refresco (Lucic, Lahm, Thiago, Costa y Steinhart). Poco después entraron en el juego también Müller y Alonso. Sin embargo, las sustituciones no cambiaron el modo de juego. Los bávaros controlaron a través de largas posesiones, con Costa, en el minuto 59, y Müller, en el 61, tuvieron las primeras oportunidades tras el descanso. Por otro lado,  Lucic mantuvo a salvo a su equipo ante la ocasión de Gao Lin (66’).

Por lo demás, el Guangzhou también realizó numerosos cambios en el segundo tiempo, no muchos en la delantera. Mientras, Müller (80’ y 82’) y Costa (89’), dispusieron en los últimos compases de juego de tres buenas oportunidades para los campeones alemanes. Así que la decisión final tuvo que ser mediante la tanda de penaltis. Y desde el punto fatídico fue cuando el Guangzhou tuvo mejor final, ya que Müller falló y cedió el 5-4 para los de casa.