presentada por
Menú
2-1 remontando 0-1

Lewy y Müller sentencian al Augsburgo

Cuarta victoria en cuatro partidos. El FC Bayern se impuso en el derbi regional contra el Augsburgo gracias a dos goles en la recta final del partido, remontando un 0-1 adverso al marcador final 2-1. Gracias a esta victoria, el Bayern suma 12 puntos, junto al Borussia Dortmund, liderando la tabla de la Bundesliga.

75.000 espectadores abarrotaron un Allianz Arena que presenció cómo Alexander Esswein adelantaba al Augsburgo poco antes del descanso, en el minuto 43. No fue hasta la segunda parte cuando Robert Lewandowski (77‘) y Thomas Müller (en el minuto 90 de penalti) marcaron los goles del Bayern, que dominó el encuentro de comienzo a fin. La cita de hoy ha servido como prueba general para el partido de Liga de Campeones del próximo miércoles en Grecia contra el Olympiacos.

Alineación

Tras una pausa de dos semanas, Guardiola introdujo dos cambios en su once titular respecto al último partido de liga contra el Bayer Leverkusen (0-3). Las posiciones de Arjen Robben (lesionado) y Juan Bernat (suplente hoy) fueron ocupadas por Jérôme Boateng (que estaba amonestado) y Rafinha. Por primera vez esta temporada, Javi Martínez iba convocado con el Bayern, al igual que el joven Kingsley Coman. Guardiola también tuvo que prescindir a última hora de Mario Götze. Debido a pequeños problemas musculares y como medida cautelar pensando en la cita del miércoles de Liga de Campeones frente al Olympiacos en el Pireo, Mario presenció el encuentro desde la grada y no entró en la convocatoria.

Desarrollo del partido

El rival de hoy, el Augsburgo, que todavía no conoce la victoria en lo que va de temporada, le puso las cosas muy complicadas al Bayern de Múnich en los primeros compases de partido, disfrutando de ocasiones para haberle marcado un tanto al Bayern. El Augsburgo cerró espacios y gracias a su astuto planteamiento no permitió que los hombres de Pep se acercaran demasiado a su área. Aunque los muniqueses ostentaron la mayor parte de la posesión, no pudieron encontrar la forma de poner en verdadero peligro al Augsburgo en el último tercio de campo. Müller (7’) Costa (18’) y Thiago (20’) dispusieron de las ocasiones más claras para el Bayern en este periodo.

El dominio local fue en aumento conforme la primera parte avanzaba. El Augsburgo se mantuvo firme en su estrategia de permanecer cerrado atrás e intentar hacer daño a través de peligrosos contraataques. Poco antes de llegar el descanso, el conjunto visitante recibió su recompensa, dado que Esswein logró transformar en gol la primera ocasión realmente clara del Augsburgo, adelantando a su equipo en el marcador.

Con el inicio de la segunda parte el Bayern aumentó aún más la presión sobre el rival, sustituyendo Guardiola a Vidal por Coman, un jugador de corte más ofensivo. El encuentro se desarrolló en esta fase prácticamente solo en el campo del Augsburgo, que defendió con mucha contundencia y rechazó prácticamente todos los embistes del Bayern. Lewandowski (51‘), Thiago (52‘) y Alonso (65‘) no tornaron sus ocasiones en goles. Finalmente Lewandowski anotó en el minuto 77 el empate (1-1), un más que merecido gol.
Cuando el resultado final del derbi pendía de un hilo, se internó Costa en el área, chocando con Feulner. El colegiado pitó penalti y Müller transformó desde los once metros, anotando el 2-1 definitivo.