presentada por
Menú
1-3 en casa del Schalke

El Bayern asienta su liderato

El Bayern ha dado un paso más para convertirse en campeón de invierno. En la tarde de hoy sábado el vigente campeón se impuso por 1-3 en el campo del FC Schalke 04, con lo que aumenta su distancia con el segundo clasificado hasta los ocho puntos. En un duelo marcado por la intensidad mostrada por ambos equipos, David Alaba (9’), Javi Martínez (68’) y Thomas Müller (90’+2) marcaron para el equipo muniqués, mientras que Max Meyer (17’) anotó el único tanto del encuentro para los locales.

Después de guardar un minuto de silencio por las víctimas de París, ambos equipos nos ofrecieron un intenso partido ante un Veltins-Arena que colgó el cartel de no hay billetes para recibir al actual campeón de la Bundesliga con más de 61 973 espectadores. El Bayern hizo su juego, mientras que el Schalke tuvo como misión contener al rival lejos de su área. En la segunda parte, Martínez y Müller pusieron de su parte para que los bávaros se trajeran los tres puntos a Múnich, estableciendo así un nuevo récord en la Bundesliga al obtener 37 puntos en las primeras 13 jornadas. El próximo compromiso del Bayern será el martes que viene en Champions League ante el Olympiacos griego.

Alineación

Jérôme Boateng empezó el partido de Gelsenkirchen en el banquillo por los problemas musculares que arrastraba. En comparación con el último partido de liga contra el Stuttgart (4-0) antes del parón, tampoco Rafinha, Kingsley Coman ni Joshua Kimmich jugaron de inicio. En su lugar comenzaron jugando Javi Martínez, Xabi Alonso, Philipp Lahm y Medhi Benatia, quien regresó a la titularidad casi tres meses después. El sistema táctico elegido por Pep Guardiola para hoy fue un 4-1-2-3.

El Schalke partió con un 5-4-1 en el que estuvo presente el jugador cedido por el Bayern, Pierre-Emile Hojbjerg, quien celebró su segunda titularidad de la temporada. Su capitán Benedikt Höwedes pudo jugar con una férula pese a su rotura de la palma de la mano.

Con pegada ante un equipo muy defensivo

El Bayern jugó en el campo del Schalke como nos tiene acostumbrados. El cuadro muniqués mimó el balón pero no lograba superar la férrea defensa del rival. El Schalke se esmeró en defensa, poniendo a veces cinco hombres atrás, por lo que en la primera parte apenas hubo ocasiones de gol.

Un disparo de Alaba adelantó a los visitantes (9‘), pero estos no pudieron aprovechar las siguienes ocasiones de las que gozarían. Por otro lado, el Schalke salía bien y rápido a la contra, creando con ello un peligro que materializarían minutos después para lograr el empate por medio de Meyer (17’). Al descanso,  10-3 en disparos, 55% de los balones divididos y 74% de posesión de balón para el Bayern.

Ya en la segunda parte volvimos a vivir algo parecido: el Bayern dominando la posesiónl, el Schalke juntando filas para salir rápido a la contra. No pasó mucho tiempo hasta que Javi Martínez rematara de cabeza un gran centro de Robben para poner el 1-2 en el marcador (68‘). El técnico del Schalke, André Breitenreiter, cambió su defensa de cinco para dar entrada a Franco Di Santo. La mayoría de las ocasiones a partir de entonces fueron para el cuadro bávaro, sobre todo la de Robert Lewandowski, quien estrelló el balón en la madera (90’). Entrados en el tiempo de descuento, Müller puso el 1-3 definitivo en el electrónico.