presentada por
Menú
6-1 ante el Combinado Paulaner

Goles, diversión y muchos ganadores en la Paulaner Cup 2015

Goles, goles, goles - el Bayern de Múnich ha continuado en la Paulaner Cup 2015 dando la misma impresión que ha dejado las últimas semanas en la Bundesliga, Champions League y Copa DFB. En la quinta edición del tradicional amistoso, el club bávaro se mostró seguro ante la meta rival durante los 90 minutos que disputó ante el Combinado Paulaner, dejando un claro 6-1 (4-0) en el marcador. Independientemente al marcador, la Paulaner Cup fue un año más una experiencia inolvidable para todos los participantes.

El capitán Philipp Lahm abrió el marcador con un gol en el minuto 16, dando inicio a una serie de goles que pudieron presenciar los 12.000 espectadores que se dieron cita en el Continental Arena de Regensburg. Patrick Weihrauch (28' y 37') firmó un doblete, y Karl-Heinz Lappe (39') cerró el marcador antes del descanso, dejando una amplia ventaja para los de rojo. Tras la reanudación marcaron Marcel Reimann (56', gol en propia meta) y Lucas Scholl (78') para los muniqueses. En la otra meta fue Peter Maier (75') el encargado de transformar un penalti y poner el júbilo en el Combinado Paulaner.

Dos días después de la clara victoria 4-0 en Bundesliga ante el VfB Stuttgart, Guardiola tuvo que prescindir de los internacionales que ya se encontraban de viaje con sus respectivas selecciones. El Bayern dispuso como titulares a los campeones del mundo Lahm, Manuel Neuer y Thomas Müller, y junto a ellos jugaron Rafinha, Xabi Alonso, Joshua Kimmich y Holger Badstuber.

Kirchhoff pudo celebrar su regreso

También fue muy celebrada el regreso de Jan Kirchhoff, que volvía al césped tras una larga ausencia por lesión. El once inicial se completaba con Weihrauch, Gianluca Gaudino y Fabian Benko, procedente del filial. Tras los primeros compases, Neuer y Müller fueron sustituidos por Tom Starke y Lappe, ya que ambos debían regresar a Múnich para reunirse con la selección alemana.

Como era de esperar, el Bayern tomó el mando del partido ante el Combiando Paulaner, elegido entre 41.000 solicitantes, y creó más de una docena de buenas ocasiones antes del descanso. Después de que Rafinha (3'), Weihrauch (9') y Lahm (12') desaprovecharan sus ocasiones, fue el capitán de los muniqueses el que abrió el marcador en el minuto 16. Alonso (21') estampó un disparo en el travesaño, y Lahm falló otra ocasión en el 24', tras lo que Weihrauch (28' y 37') incrementó la ventaja con un doblete. Lappe (39') cerró el 4-0 al descanso.

Con Javi Martínez, Niklas Dorsch y Lucas Scholl sustituyendo a Kimmich, Gaudino y Rafinha comenzó el Bayern el segundo tiempo, aunque su claro dominio continuó siendo la tónica. Reinmann (56') prolongó sin fortuna un saque de falta de Alonso, llevando con un gol en propia la desventaja del Combinado Paulaner hasta el 5-0. Poco después, Lucas Scholl, que había entrado como suplente, estuvo a punto de marcar con un libre directo (62'). También tuvieron motivo de júbilo los amateurs cuando Maier transformó un penalti en el 5-1 en el minuto 75.

El punto final corrió a cargo de Scholl, quien hizo el 6-1 definitivo en el 78'. "Ha sido divertido, y eso es lo más importante en un partido así" opinaba Philipp Lahm tras el pitido final. "Lo más importante es que el rival también se haya divertido." Y eso es algo que sucedió, con toda seguridad, ya que a pesar del marcador, el Combinado Paulaner se marchó de la cancha como claro ganador.