presentada por
Menú
Doblete de Lewy en Zagreb

El Bayern cierra la fase de grupos con un récord

¡Con mucha clase! Robert Lewandowski ha establecido para el Bayern un récord de club en la fase de grupos de la Liga de Campeones. Con un doblete en tres minutos (61’, 64’) el polaco le dio la victoria al campeón alemán en la noche del miércoles por 0-2 (0-0) ante el Dinamo Zagreb. Esta primera fase la ha cerrado el Bayern con 15 puntos y 19-3 en balance de goles- ¡nunca antes lo había conseguido!

Ante unos 19.600 espectadores en el húmedo y frío Maksimir-Stadion, el Bayern tuvo que realizar un duro trabajo en su partido a domicilio n° 100 en Liga de Campeones ante un laborioso conjunto local. Sólo después de una hora, Lewandowski adelantaba en el marcador a los muniqueses, que afrontaban el partido como primeros de grupo. El segundo lugar en el grupo F lo aseguró el Arsenal (9 puntos), tras una victoria por 0-3 contra el Olympiacos (9 p.). El Zagreb (3 p.) terminó el grupo como último.

Alineación

Pep Guardiola había anunciado que haría rotaciones ante un partido con todo ya decidido. Y eso hizo. En la portería, Sven Ulreich celebró su debut en la Liga de Campeones, en el extremo izquierdo, Franck Ribéry volvió al once inicial del equipo después de nueve meses de ausencia por lesión, al mismo tiempo que reaparecía en la competición reina. Mientras que el joven Julian Green hizo su debut en el once por primera vez en la temporada.

También Joshua Kimmich y Sebastian Rode fueron titulares en Zagreb, lo que supuso un total de cinco cambios respecto al partido del Gladbach cuatro días atrás. Así que disfrutaron de cierto descanso: Thomas Müller, Arturo Vidal, Kingsley Coman, Jerome Boateng y Manuel Neuer, que ni siquiera viajó a Zagreb.

Lewandowski vuelve a ser decisivo

Sin grandes alardes tácticos, ambos equipos apretaron inmediatamente el acelerador. El nuevo variopinto once del Bayern trató de imponer su juego normal. Aquí, sin embargo, los bávaros se encontraron con un rival desagradable, que incomodó el juego de construcción con un pressing agresivo.

Después de un cuarto de hora, Guardiola pasó a defensa de tres hombres y mandó a Philipp Lahm al centro del campo. Los de Múnich tenían ahora más control del juego, sin embargo las oportunidades llegaban casi exclusivamente desde disparos de larga distancia que no fueron suficientemente precisos.

El Dinamo, por su parte, acechaba en las pérdidas de balón y trataba de sorprender a la defensa visitante con pases por el medio. Javi Martínez y Mehdi Benatia, que en el descanso por desgracia se quedó lesionado en el vestuario, estuvieron atentos. Sin embargo, el Zagreb desaprovechó mediante Pivaric (7’) y Soudani (26’, 44’) tres buenas oportunidades. No hubo goles después de estos 45 minutos. Las estadísticas al descanso: 7-9 disparos, 2-13 centros al área y 73% de posesión para el Bayern.

En el descanso, Guardiola daba entrada a Jérôme Boateng (por Benatia) y a Thomas Müller (por Ribéry). Sin embargo el partido cambiaba poco. Los bávaros se esforzaban por golpear a la compacta defensa croata, mientras que el Dinamo esperaba las ocasiones a la contra y fallaba una vez más ante Ulreich en el minuto 55. Luego, finalmente Lewandowski aprovechaba un hueco con sangre fría. En el espacio de tres minutos (61’, 64’), el polaco gracias a un doblete ponía a los muniqueses por delante por 0-2.

A partir de entonces, el Bayern todavía tuvo más oportunidades para ampliar el resultado, la más clara de ellas fue la de Müller, que falló un penalti (88’). En el otro lado, el Zagreb estrelló un balón contra el larguero (70’). Con lo que al final permaneció el 0-2.