presentada por
Menú
2 de Müller, 1 de Lewy

El Bayern le da la vuelta al partido contra el Darmstadt

¡Apasionante! ¡Trepidante! ¡Emocionante! En una gran tarde de fútbol en el Allianz Arena el Bayern derrotó al SV Darmstadt 98 remontando un gol en contra para acabar 3-1 (0-1). Los de Múnich, por lo tanto, continúan liderando la tabla de la Bundesliga con confianza. El Dortmund, perseguidor en la clasificación, puede restaurar la distancia de ocho puntos venciendo en Leverkusen el domingo.

A pesar de la lluvia continua, los 75.000 espectadores, que como siempre llenaron totalmente el Allianz Arena, tuvieron que esperar para que los de Múnich rompieran la muralla defensiva. El Darmstadt defendía muy atrás y en uno de sus esporádicos contraataques se puso por delante por medio de un ex del Bayern, Sandro Wagner (26’). Tras el descanso, el dúo Thomas Müller y Robert Lewandowski marcaron la diferencia. Müller con sus goles de la temporada número 16 y 17 (48’ y 71’) y Lewandowski con sus gol 22 (84’) sellaron la merecida victoria.

Alineaciones

El partido de Turín se dejó notar: Guardiola, contra el Darmstadt, dio descanso a Xabi Alonso, Thiago y Philipp Lahm. Este último no entró en la convocatoria. Serdar Tasci celebró su debut en el Bayern. Para el fichaje de invierno fue el primer partido en Bundesliga desde hace dos años y medio (11 de agosto de 2013). Por primera vez en la segunda vuelta Rafinha fue titular. Además, Mario Götze, tras cuatro meses (4 de octubre), estuvo por primera vez en la convocatoria y ocupó plaza en el banquillo.

En comparación con el 1-3 en Augsburgo, hubo tres cambios en la alineación titular: Kinsgley Coman, Tasci y Rafinha entraron por Lahm, Juan Bernat y Thiago. Tácticamente, el Bayern se dispuso en un sistema 4-1-4-1.

Por parte del Darmstadt faltaron cinco jugadores suspendidos por tarjetas. Sandro Sirigu celebró su debut en Bundesliga, Mario Vrancic, Fabian Holland y Junior Díaz entraron por primera vez en la segunda vuelta en el once. El entrenador Dirk Schuster formó su equipo con dos líneas de cuatro en defensa. En el ataque jugó el ex del Bayer, Sandro Wagner, como único punta, con el apoyo de Mario Vrancic.

Remontada en la segunda parte

Inmediatamente después del toque de silbato, el partido se volcó hacia una portería: la del Darmstadt. El Bayern movía el balón mientras los rivales corrían y tuvo buenas oportunidades. Arturo Vidal disparó al travesaño (10’), Rafinha al lateral de la red (13’), Lewandowski (14’) y Arjen Robben (25’) fallaron ante el atento portero del Darmstadt, Christian Mathenia.

El Darmstadt se defendía en su propia mitad del campo y el tanto inicial del Bayern parecía ser sólo cuestión de tiempo - pero el gol cayó en el otro lado. Wagner aprovechó la primera ocasión significativa en ataque para sorprender con el 0-1 (26’). Los de Múnich respondieron rápidamente: Costa estrelló otro balón contra el travesaño (28’).

Sin embargo, a partir de entonces el Bayern abandonó parte de su línea y se volcó con varias ocasiones ante la gran defensa de los visitantes. La más peligrosa de ellas llegó en el tiempo de descuento, cuando los disparos de largo alcance de Robben y Joshua Kimmich se marcharon desviados por poco. Así se llegó con 0-1 al descanso. Las estadística del primer tiempo: 16- 4 disparos, 7-0 saques de esquina y 77% de posesión para el Bayern.

Tras la reanudación, los bávaros se pusieron una vez más en marcha de ataque. Müller aprovechó la primera que tuvo para hacer la igualada (48’). Guardiola llevó poco después (53’) la algarabía a los espectadores. Ribéry, por primera vez después de once meses, pisaba de nuevo el Allianz Arena para aumentar la presión aún más. Los bávaros dispusieron de más oportunidades, pero carecían de la necesaria pequeña cantidad de suerte para finalizar. Un tanto de Lewandowski (67') no subió al marcador por fuera de juego.

Luego vino la obra de arte de Müller: A los 71 minutos paró con el pecho un centro de Vidal, ¡y anotó de espaldas con una media chilena para hacer el 2-1! Tras el gol seguía el acoso a la meta del Darmstadt, y seis minutos antes del pitido final, Lewandowski remató un centro de Ribéry para hacer el 3-1 (84’). Un segundo tanto del delantero del Bayern lo impidió poco después Mathenia (86’).