presentada por
Menú
Derrota por 1-2 en casa

El Bayern cae en casa ante el Mainz sin merecerlo

Tras el partido de hoy la ventaja entre el campeón alemán y su máximo perseguidor, el Borussia Dortmund, queda reducida ahora a cinco puntos justo antes de que ambos equipos se vean las caras el sábado. El equipo de Pep Guardiola cayó hoy derrotado en su campo ante el Mainz por 1-2 mientras que el Dortmund hizo los deberes tras imponerse en Darmstadt (0-2).

75 000 espectadores presenciaron un partido intenso y entretenido en el que los jugadores del Mainz hicieron todo lo posible por complicarle la vida al Bayern. Jairo (26') adelantó a los visitantes en una buena contra. Tras el descanso Arjen Robben (64') puso las tablas ante la atenta mirada de Uli Hoeneß. No obstante, sería John Córdoba (86') el que marcaría el último gol del partido para continuar así la racha triunfal del equipo de Renania-Palatinado.

Alineación

A tres días del partido frente al Borussia Dortmund Guardiola realizó cinco cambios en su once titular: Philipp Lahm, Xabi Alonso (no fueron convocados), Thomas Müller, Douglas Costa y Joshua Kimmich (banquillo) rotaron. En su lugar entraron Medhi Benatia, Franck Ribéry, Thiago, Arturo Vidal y Rafinha.

Ribéry, quien lo había hecho bien saliendo desde el banquillo en los últimos partidos, salió como titular por primera vez en la Bundesliga desde hace más de un año (última vez en el 4-1 al Colonia el 27 de febrero de 2015). Benatia no lo hacía desde el 9 de diciembre de 2015 en el 0-2 en Zagreb. Desde entonces ha sido baja por una lesión muscular.

Desarrollo del partido

El Bayern comenzó bien ante un Mainz que venía de ganarle al Leverkusen y que demostró mucha confianza en sí mismo. Vidal (13') y Bernat (15') tuvieron las primeras ocasiones, pero el meta Loris Karius salvó dos veces a su equipo. Ribéry estuvo muy activo durante los primeros minutos.

Tras los primeros 20 minutos el Bayern se perdió un poco. El Mainz comenzó a crecerse y tras una buena contra se adelantaron por medio de Jairo (26').

Justo después del descanso Guardiola tiró de Müller en sustitución de Coman y poco después sería Douglas Costa el que saltara al césped. El Bayern recibió la presión pero no por ello dejó de crear ocasiones; no obstante, el Mainz seguía siendo un peligro cuando el equipo muniqués perdiía la posesión. Muy disciplinada la defensa del Mainz en todo momento, frustrando así las aspiraciones del campeón alemán; sin embargo, Robben (64') acabaría poniendo las tablas en el marcador con un buen disparo desde 20 metros.

El Bayern fue a por el partido, sin dejar de atacar, por lo que el Mainz terminó totalmente encerrado en su área, sin embargo, el equipo de Guardiola no acertó a partir de tres cuartos de campo como suele acostumbrar. El Mainz hizo su juego y con una nueva contra dieron un golpe de efecto en sus aspiraciones europeas gracias al tanto de Córdoba (86'). 1-2 y el marcador ya no se movería más.