presentada por
Menú
El título se hace esperar

Empate contra el Gladbach en el regreso de Boateng

¡Lástima! El Bayern ha dejado escapar la primera oportunidad para alzarse con el campeonato de liga número 26. En el partido en casa contra el Borussia Mönchengladbach los campeones alemanes se adelantaron en el marcador, pero al final tuvieron que conformarse con un 1-1, y por lo tanto se perdió la oportunidad de cantar el alirón prematuramente. Al Bayern le restan dos partidos para concluir la temporada y son ahora cinco los puntos de ventaja respecto al Borussia Dortmund, que ganó claramente al Wolfsburgo por 5-1.

75.000 espectadores llenaron el Allianz Arena para ver un partido extraño y de juego pobre en el que Thomas Müller (6’) abrió el marcador por lo que el equipo local tomó una ventaja temprana. Tras el descnaso, André Hahn (72’) marcó el empate para los visitants que con el punto sumado escalan hasta el cuarto puesto. El próximo sábado en Ingolstadt, el Bayern tiene ahora otra oportunidad de ganar el cuarto título consecutivo.

Alineaciones

Entre ambos partidos de Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid, el Bayern hizo cambios en su once inicial. Y uno de ellos fue uno esperado y gratificante: Jérôme Boateng celebró su vuelta tras 99 días apartado por una lesión. Manuel Neuer, Juan Bernat y Kingsley Coman fueron los únicos en la formación inicial que jugaron en Madrid. Xabi Alonso, Javi Martinez y Franck Ribéry no entraron en la convocatoria.
En el Gladbach, inmersos en la lucha por los puestos que dan plaza en la Liga de Campeones, empezaron los mismos once de la victoria de la última jornada ante el Hoffenheim por 3-1.

Gol tempranero de Müller

A pesar de los numerosos cambios, el Bayern no necesitó mucho tiempo de espera. Los anfitriones atacaron al Gladbach desde el principio e inmediatamente intentaron la presión. ¡Con éxito! A los seis minutos la pelota se coló en la red tras un córner cabeceado por Müller para hacer el 1-0. Los visitantes, sin embargo, no nos presionaron y sólo tuvieron una ocasion clara para igualar poco tiempo después mediante André Hahn (17’).

A partir de entonces, sin embargo, el juego se estabilizó notablemente entre dos equipos parejos. Ambas escuadras cometieron numerosos errores y pérdidas de balónes sencillos en la zona de ataque, ambos actuaron demasiado engorrosos y con poca determinación para crear ocasiones de gol. Un disparo de Müller (33‘) y un casi gol en propia puerta de Oscar Wendt (41’), fueron lo más destacado antes del descanso.

Sin cambios en los once comenzó la segunda parte, pero el juego apenas varió respect a la primera. Después de un lanzamiento lejano de Granit Xhaka (56’), los visitantes se mostraron visiblemente más atrevidos y lograron a los 72 minutos la no inmerecida igualada por medio de Hahn. A partir de entonces no pasó mucho, la decisión del título de la Bundesliga se aplaza así durante al menos una semana.