presentada por
Menú
2-0 al Werder

Müller mete al Bayern en la final copera

“Berlín, Berlín, ¡nos vamos a Berlín!“ El Bayern disputará su vigesimoprimera final copera tras imponerse en la noche de hoy martes en las semifinales al Werder Bremen por 2-0 (1-0). El cuadro entrenado por Pep Guardiola conocerá mañana a su rival en la finalísima que se disputará el próximo 21 de mayo en el Olympiastadion de Berlín. Herhta y Borussia disputarán la segunda semifinal del torneo en la noche del miércoles.

Los 75.000 espectadores que abarrotaron el Allianz Arena vieron como un muy bien plantado Werder Bremen le ponía las cosas muy difíciles al cuadro bávaro. A la media hora de partido, Thomas Müller (30´) dio el primer paso hacia la capital alemana con su gol 150 con la camiseta del Bayern. En la segunda mitad, el propio Müller desde los once metros (71´) certificó el 75° triunfo en casa en la competición copera y selló el billete a la final.

Alineaciones

Guardiola presentó 4 variaciones en el once que se impuso 3-0 en liga al Schalke el pasado fin de semana. Javi Martínez, Xabi Alonso, Thomas Müller y Frank Ribéry fueron titulares mientras que Rafinha, Medhi Benatia, Arturo Vidal y Douglas Costa arrancaron hoy desde el banquillo.

Müller marca el camino

Como bien había advertido el técnico del Bayern, el de hoy sería un duelo bien distinto al disputado por ambos contendientes y que acabó con una clara goleada muniquesa (5-0). El cuadro hanseático cerraba los espacios en la franja ancha y despejaba sin paliativos todos los acercamientos locales.

Conforme avanzaban los minutos, la paciencia de los hombres de Guardiola empezó a dar sus frutos y el guardameta visitante Wiedwald empezó a ganar protagonismo. Nada podría hacer, sin embargo, contra el certero cabezazo de Thomas Müller a la salida de un saque de esquina (30´). Tanto vital que hacía afrontar la segunda mitad con mayor garantía.

Sobre todo viendo como afrontó el Werder los primeros compases del segundo acto. La escuadra de Skripnik quiso tener más el cuero y ciertamente pisó con mayor frecuencia las inmediaciones de Manuel Neuer. En el minuto 60 Jannik Vestergaard tuvo el empate para los visitantes, pero afortunadamente el central no llegó a rematar por muy poco. Apenas 10 minutos más tarde, Sternberg derribó al recién ingresado Vidal en el área y Müller no perdonó desde los once metros. 2-0 (71´) y la grada empezó a corear “Berlín, Berlín, nos vamos a Berlín”.

Espoleado por los suyos, el Bayern controló el tempo de partido con maestría y certificó su pase a la gran final sin ningún susto de mención ante un muy buen Werder. Enhorabuena, equipo, ahora solo falta dar el último paso el próximo 21 de mayo en Berlín.

José Ángel Risco Oliva para fcbayern.de/es