presentada por
Menú
Ha faltado un gol

A pesar de la victoria, el Bayern no pasa a la final

¡Hemos atacado! ¡Hemos luchado! ¡Hemos ganado! Pero no ha habido recompensa. El Bayern ha quedado eliminado por poco. En el partido de vuelta de la semifinal, un Bayern increíble ha ganado al Atlético por 2-1 (1-0), pero a pesar de ello, no ha bastado para darle la vuelta al 1-0 de la ida. Al final ha faltado un gol para pasar a la final.

El Bayern lo ha intentado con todo lo que tenían, ante los 70 000 espectadores. Tras el mejor primer tiempo de toda la temporada, el Bayern iba por delante en el marcador, gracias al gol de falta directa de Xabi Alonso (minuto 31). Después del descanso, Antoine Griezmann dejó en shock al Bayern con el empate en el minuto 54. Pero el Bayern no se recuperó y se volvieron a adelantar en el marcador en el minuto 74, gracias al gol de Robert Lewandowski. Después el Bayern solo conocía una dirección: Hacia la portería del Atlético. Pero la defensa del Atlético no permitió que el Bayern marcara otro gol. En un partidazo lleno de tensión, ambos equipos fallaron un penalti (34’, 84’)

Alineación

¿Podrá jugar Franck Ribéry (problemas de espalda)? ¿Estará Boateng en el once inicial? ¿Jugará Müller desde el primer minuto? Todas estas preguntas fueron afirmadas una hora antes del partido. El trio regresó al once inicial. Kingsley Coman, Thiago y Juan Bernat se quedaron fuera. El Bayern jugó con un 4-1-4-1.

El Atlético se presentó en el campo con un 4-4-2: Diego Godín volvió al equipo tras su lesión en el muslo. Stefan Savic, por lo tanto, se quedó en el banquillo.

Transcurso del partido

Müller dijo que darían todo y el Bayern salió a tope desde el primer minuto. Con gran velocidad dejaron correr el balón entre sus filas, se metieron en todos los duelos y recuperaban el balón poco después de perderlo. El partido se jugó prácticamente durante todo el encuentro en la mitad del Atlético. El equipo español se metió atrás, como era de esperar, e intentaron aguantar.

Las primeras ocasiones se crearon sobre todo con disparos desde fuera del área. Tras media hora disputada los muniqueses ya habían disparado doce veces sobre la portería rival, pero no siempre con peligro. Entonces Alonso se colocó el balón para tirar una falta directa y lo metió en la portería del Atlético para marcar el 1-0 (31’). Poco después tuvieron la ocasión de marcar el segundo, pero Müller falló el penalti en el minuto 34. Tras la parada de Oblak, los visitantes defiendron el resultado hasta el pitido final de la primera parte. La estadística de la primera parte: 16:2 disparos a puerta, 11:1 centros, 6:1 córners y un 76 por ciento de posesión de balón para el Bayern.

En la segunda mitad el Bayern intentó seguir jugando como en el final de la primera parte. El Atlético entonces intentó apartar a los del Bayern de su área, y esperar hasta tener la ocasión de salir a la contra. Esto le salió bien a los colchoneros, quienes pudieron marcar el empate tras una contra. Griezman hizo el 1-1 en el minuto 54. 

Los de Múnich necesitaron diez, 15 minutos para recuperarse del shock. Después volvieron a encontrar su ritmo y volvieron a presionar al Atlético. La recompensa llegó en el minuto 74: Lewandowski adelantó a los suyos de cabeza. Un gol faltaba ahora para pasar a la final.

El Atlético solo tuvo una ocasión más en este tiempo: El penalti que Fernando Torres falló ante Manuel Neuer (84’). Ya solo jugaba un equipo, el Bayern. Pero a pesar de 33:7 goles, no cayó el gol que hubiese significado estar en Milán.