presentada por
Menú
Minuto de silencio y brazaletes negros

0-3 en Landshut: tercera victoria en tres amistosos

El ambiente existente en las gradas, en los banquillos y sobre el césped dejaron bien claro que hoy en Landshut el fútbol estaba en un segundo plano. El atentado perpetrado en Múnich ayer viernes seguía presente en la mente de todos los asistentes. En la previa del encuentro se guardó un emotivo minuto de silencio y ambos equipos lucieron brazaletes negros en memoria de las víctimas. El 0-3 (0-2) cosechado por los hombres de Ancelotti fue algo secundario.

Los goles del Bayern fueron obra de Franck Ribéry (34´), David Alaba (39´) y Daniel Hägler (79´). El cuadro muniqués actuó con muchos canteranos ante la ausencia de los internacionales (aún de vacaciones). Xabi Alonso y Rafinha disfrutaron de un descanso otorgado por Ancelotti, mientras que para Thiago el amistoso llegó aún demsiado pronto tras haber regresado esta semana a los entrenamientos. Tampoco entró en la convocatoria Holger Badstuber.

Ancelotti realizó muchos cambios

El Bayern dominó el choque, aunque es cierto que durante la primera mitad el Landshut resistió bien a los ataques visitantes, especialmente gracias a un acertadísimo Johannes Huber. Julian Green (25´) pudo abrir la lata pero su lanzamiento se topó con la madera. Más acertado estaría Ribéry nueve minutos más tarde. El francés aprovechó un error de la defensa local para hacer el 0-1. Poco minutos más tarde Alaba aumentaría la renta con un golazo.

En la segunda mitad Ancelotti sustituyó a todos los hombres de campo a excepción de Alaba y el guardameta Starke. El Landshut dio un paso adelante en busca del tanto que lo metiera de nuevo en el partido pero sería Hägler, tras un libre directo de Niklas Tarnat, el que haría el 0-3 definitivo.