presentada por
Menú
No es una revancha de la semifinal

El Bayern quiere puntuar en casa del Atlético

¡Así de rápido puede ser! Cinco meses después del último partido a domicilio del Bayern en la Champions League, que terminó con un a derrota 1-0 de los muniqueses en el partido de ida de la semifinal en casa del que sería finalista, vuelven a visitar los alemanes al Atlético de Madrid. 154 días después, el miércoles por la tarde (20:45 CEST), volverán a encontrarse ambos clubes: el primer partido como visitante de la nueva temporada de la Liga de Campeones del Bayern será en el estadio Vicente Calderón.

"Sabemos que el Atlético es siempre uno de los mayores desafíos del fútbol mundial" describía el defensa central Mats Hummels al segundo rival del Bayern en el grupo D. Aun cuando los madrileños sólo lograron una ajustada victoria 0-1 en casa del PSV Eindhoven en el primer partido de la fase de grupos, Hummels ve en los españoles una enorme "calidad en el ataque". Además, el Atlético también sabe "ponerles las cosas muy difíciles al rival en la defensa. Es una tarea muy complicada."

El presidente Karl-Heinz Rummenigge habló en la mañana del martes, antes del viaje a la capital española, de un "equipo indudablemente fuerte en la Champions League". Tras haber perdido los tres últimos partidos en España, Rummenigge es optimista y cree que el campeón alemán, con su nuevo entrenador Carlo Ancelotti, puede lograr "al menos un punto, cuando no los tres".

El técnico italiano aún no ha perdido ningún partido ante el Atlético de Madrid en la Liga de Campeones. En los cinco partidos con el vecino Real Madrid o el FC Chelsea, el míster logró dos empates y tres victorias, entre ellas la de la final 2014. "Necesitamos buenos presagios para traernos un buen resultados" señalaba Rummenigge, que no quiere hablar de una revancha de la semifinal de la pasada temporada: "Volvemos a empezar desde cero."

Así lo ve también Philipp Lahm. "La derrota en la semifinal ya no tiene vuelta atrás" opinaba el capitán del Bayern refiriéndose al último encuentro entre ambos clubes. Ahora es cuestión de "tres puntos en la fase de grupos", decía Lahm. "Vamos al partido para ganarlo. Pero si sólo logramos un punto a domicilio con el Atlético, podemos vivir. Para nosotros es importante puntuar mañana, entonces podremos hablar de un buen comienzo en la Champions League."

A diferencia de hace cinco meses, cuando al Bayern le faltaban unos cuantos jugadores por lesión, en esta ocasión la plantilla se encuentra casi al completo para medirse a los madrileños. A excepción de Holger Badstuber y Douglas Costa, Carlo Ancelotti tiene a disposición a todos los jugadores. Mats Hummels, que el pasado fin de semana se retiró lastimado en Hamburg por un golpe en la rodilla, está "listo", anuncia Ancelotti. 21 jugadores viajaron a Madrid, tres de los cuales no entrarán en la lista que publique Ancelotti el día del partido.

Ancelotti, que entrenó entre 2013 y 2015 al máximo campeón español Real Madrid, no tendrá mucho tiempo para sentimentalismos en su regreso a la ciudad del Manzanares. "Me alegro mucho de volver a estar aquí. Siempre es bonito volver" dijo el de 57 años, sin olvidar la dura tarea que le espera: "Me gustaría volver en otro momento, no como ahora al Calderón. Siempre es difícil jugar contra ellos. Tenemos que hacer un buen partido."

Para fcbayern.com en Madrid: Carsten Zimmermann