presentada por
Menú
"Periodo muy importante"

El Bayern quiere empezar el apretado calendario ganando

Tras la primera pausa internacional, el Bayern afronta este viernes el primero de los compromisos del apretado calendario de septiembre. Un total de siete partidos en apenas tres semanas que comienzan con la visita al FC Schalke 04 de mañana (20:30h CEST en el Liveticker y la radio online del club). Junto a los compromisos ligueros, el cuadro bávaro se medirá al Rostov y al Atlético de Madrid en Liga de Campeones (13 y 28 de septiembre).

"Mañana empieza un periodo muy importante“, aseguró el entrenador Carlo Ancelotti este jueves tras el último entrenamiento previo al partido de Gelsenkirchen. "Estamos preparados para este periodo, es un periodo muy importante. Resultará importante empezar con una victoria“, subrayó un Ancelotti que espera continuar por la misma línea mostrada en el 6-0 cosechado ante el Werder Bremen.

Aunque el duelo de mañana no será, para nada, un paseo, como bien sabe el propio Ancelotti. "Tienen un nuevo equipo, nuevos jugadores, un nuevo técnico. Debemos tener en cuenta su calidad. Será un partido muy complicado“, adelantó Ancelotti. El Schalke intentará resarcirse ante su público del 1-0 encajado en Frankfurt en la primera jornada.

Sanches y Costa disponible

Ancelotti podrá contar con la práctica totalidad de sus jugadores. Douglas Costa ("Está preparado“) y Renato Sanches ("Está al 100%“) se han recuperado de sus respectivas lesiones y podrían actuar mañana. Mientras que Costa apunta al banquillo (Ancelotti: "Mañana jugamos con Müller, Ribéry y Lewandowski“), Sanches se postula como una opción para el centro del campo. Arturo Vidal regresó este mismo jueves de sus compromisos con Chile.

Pese a los partidos de selecciones, Ancelotti ve a sus internacionales en un "buen estado físico. Podemos hacer un buen partido“. El entrenador de 57 años guarda un "muy buen recuerdo" de sus últimas visitas a Gelsenkirchen. Tanto con el Milán (2-2) como con el Real Madrid (1-6, 0-2) no conoció la derrota.

El Schalke de Markus Weinzierl afronta el choque con las baja de Franco Di Santo (problemas musculares), y la duda de Naldo (molestias en la espalda). La derrota sufrida en Frankfurt está "digerida y trabajada“, tal como reconoció el propio Weinzierl. "Hemos aprendido. Ahora toca hacerlo mejor contra el Bayen. Es un gran partido en el que intentaremos desafiarlos“.