Euforia de cara a los próximos compromisos

Para escuchar
icon
Tamaño de letra
icon

Hubo trucos, hubo juegos malabares y, sobre todo, hubo una lucha por cada balón. Tras dos días sin entrenamientos, el Bayern comenzó el miércoles la preparación del partido a domicilio ante el VfL Wolfsburg (sábado 15:30 CET) y el partido de ida de Liga de Campeones ante el Besiktas de Estambul el próximo martes. "Para todos ha sido bueno tener un respiro de dos días. Lo hemos disfrutado, pero es hora de comenzar" dijo Joshua Kimmich tras el intenso entrenamiento.

Se podía ver que los muniqueses tenían ya muchas ganas de entrar en contacto con el balón. En los pequeños descansa, Kimmich y cía. mantenían el balón alto y durante los ejercicios estuvieron muy concentrado y con total entrega. Los días libres han sentado visiblemente bien, pero no era la única razón para la motivación.

Plantilla al completo

Con excepción de Manuel Neuer y Sven Ulreich, que trabajó de forma individual, todos los jugadores estuvieron en la cancha. La lucha por un hueco en el equipo está a tope y todavía se intensifica más. Se podían ver las ganas de jugar en los disparos a meta, en los que no fue extraño ver tijeretas y otros espectaculares remates. Y cuando había éxito en el disparo, los compañeros lo celebraban sonoramente.

Jupp Heynckes aún no pudo estar presente para tomar impresiones en persona. El de 72 años se encuentra camino de recuperarse, pero todavía descansará un día. En su lugar, fue Peter Hermann el que dirigió el entrenamiento, y pudo tener buenas noticias para transmitirle al jefe: los chicos están con ganas y preparados para los retos venideros.