Fill-1
Múnich, EE.UU., China...

La afición del Bayern celebró en todo el mundo la goleada en el Klassiker